01 de febrero de 2017
01.02.2017
Tribunales

Absuelto un expolicía por un envío de cocaína líquida a Palma

El tribunal considera que no hay pruebas que acrediten la participación del exagente en los hechos que se juzgaron

01.02.2017 | 22:33
Los tres acusados que han sido absueltos, durante el juicio en la Audiencia de Palma.
La Audiencia de Palma ha absuelto a un expolicía de un delito contra la salud pública por un envío de casi 400 gramos de cocaína líquida de Argentina a Mallorca al considerar que no ha quedado acreditada su participación en los hechos por falta de pruebas.

El tribunal de la sección primera también ha exonerado a otra pareja implicada en el mismo caso y que llegó a estar en prisión provisional después de que la fiscal retirara los cargos contra ambos durante el juicio al considerar que habían sido víctimas de un engaño ya que no conocían el contenido del paquete postal. Sin embargo, el ministerio público mantuvo la acusación contra el exagente de la Policía Nacional, defendido por el letrado Carlos Portalo, para quien solicitó una pena de seis años de prisión.

La sala destaca que los indicios no son suficientes para condenar al expolicía. La sentencia hace hincapié en las versiones contradictorias entre el acusado y su hermana, que declaró como testigo y le incriminó. El tribunal descarta su testimonio, la única prueba que apunta a la autoría del acusado, al considerar que no cumple con los requisitos exigidos conforme a la reiterada doctrina del Tribunal Supremo para ser tenida como prueba de cargo. Además, la Audiencia no dispone de ningún otro elemento probatorio para corroborar el relato, que fue negado por el expolicía. Y la sección primera también duda sobre lo declarado por la testigo, que "solo ha salido a la luz transcurrido largo tiempo desde los hechos", unos tres años.

Según se declara probado, antes del 31 de agosto de 2012, personas desconocidas remitieron un paquete postal a la isla haciendo constar como destinataria a la acusada, con domicilio en la calle Lluís Martí de Palma. La mujer no conocía estos hechos. Agentes de Aduanas del aeropuerto de Madrid descubrieron el envío el 31 de agosto. Se realizó una entrega controlada. El 4 de septiembre se detuvo a la pareja de la destinataria al recibir el paquete sin que conociera qué contenía. Luego, fue arrestada la mujer. El bulto contenía 378 gramos de cocaína líquida oculta en una lata de aceite, además de once sobres con condimentos para carne.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine