22 de noviembre de 2016
22.11.2016
Emaya

La rotura de una tubería deja sin suministro de agua a 1.800 hogares y 100 locales en Palma

Unos operarios perforaron por error la cañería y el gran chorro de agua, que llegó al tercer piso de una finca, obligó a desviar la circulación

21.11.2016 | 21:34
La rotura de una tubería deja sin suministro de agua a 1.800 hogares y 100 locales en Palma
El chorro de agua llegó al tercer piso de un edificio.

La rotura de una tubería provocó ayer una gran fuga de agua, que acabó llegando al tercer piso de un edificio cercano, y dejó sin suministro durante buena parte del día a 1.800 hogares y un centenar de locales en la barriada de Son Espanyolet, en Palma. El enorme chorro que manó de la cañería con gran presión obligó a la Policía Local a cortar el tráfico y desviar a los conductores por otras rutas. Emaya tenía previsto que la avería quedara reparada ayer por la tarde.

Los hechos ocurrieron poco antes del mediodía en la calle Dragonera, junto al cuartel de la Policía Local de Palma. Operarios de una empresa subcontratada por Emaya trabajaban en mitad de la calzada cuando una pequeña excavadora perforó accidentalmente una tubería.

De la cañería empezó a manar un imponente chorro de agua de varios metros de altura. El trabajador que manejaba la máquina trató sin éxito de taponar la fuga con la pala. El agua acabó llegandno a lo alto de un edificio de tres plantas situado en las inmediaciones, cuyos balcones quedaron inundados. Además, algunos cascotes de la obra salieron despedidos a gran velocidad. No consta, según las fuentes consultadas, que se produjeran daños a consencuencia de la avería.

La Policía Local se movilizó rápidamente y para evitar riesgos cortó la circulación en ese tramo de la calle, desviando a los conductores por otras vías. El chorro de agua continuó manando durante unos minutos, hasta que Emaya cortó el suministro a ese punto de la red.

La avería provocó que unos 1.800 hogares y un centenar de establecimientos comerciales se quedaran sin agua durante buena parte del día, según los datos facilitadas por Emaya.

Entre los afectados se encontraban una clínica privada y dos centros educativos, que no sufrieron las consecuencias del corte en el suministro porque disponen de depósitos privados de agua potable.

Emaya comenzó poco después del mediodía los trabajos para reparar la avería lo antes posible y tenía previsto que hacia las seis de la tarde el suministro en la zona afectada por el corte quedara restablecido, añadieron las mismas fuentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook