Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detención

Arrestado un prófugo condenado a 8 años por violar a una niña en Bulgaria

La Policía Nacional sorprendió al sospechoso en Palma con documentación y una identidad falsas

El detenido, un ciudadano búlgaro de 36 años, ayer al ser conducido a la cárcel de Palma.

El detenido, un ciudadano búlgaro de 36 años, ayer al ser conducido a la cárcel de Palma.

La Policía Nacional ha detenido en Palma a un prófugo sobre el que pesaba una orden internacional de busca y captura al tener pendiente una condena de ocho años de prisión por violar a una niña en Bulgaria. Los agentes descubrieron al sospechoso, de 36 años, el pasado miércoles por la mañana. Tras varias averiguaciones, comprobaron que utilizaba una identidad falsa y que contaba con documentación que previamente había sido manipulada. Al obtener su filiación real, los investigadores se percataron de que el hombre tenía una reclamación por parte de las autoridades búlgaras. En su país de origen había sentenciado a ocho años de cárcel por agredir sexualmente a una menor de catorce años.

El Grupo de Delincuencia Internacional procedió a su arresto y ayer por la mañana el sospechoso fue conducido a los juzgados de Vía Alemania, en Palma. El ciudadano búlgaro reclamado compareció en una vista celebrada por videoconferencia en la Audiencia Nacional, donde se le comunicaron los cargos y el motivo de su detención. También se le informó de que las autoridades de su país habían solicitado su extradición para que cumpla la condena que tiene pendiente.

El sospechoso no se negó a ser entregado a la justicia búlgara. Alegó en su descargo que, tras la sentencia por violación, la víctima, una niña de menos de 14 años, realizó una comparecencia en la que sostuvo que todo se lo había inventado.

Pese a sus argumentos exculpatorios, el detenido ingresó ayer al mediodía en la prisión de Palma por orden judicial. Con posterioridad, la Audiencia Nacional decidirá sobre su extradición a Bulgaria.

El hombre, vestido con pantalón corto, se mostró tranquilo durante la comparecencia judicial. Inicialmente, el extranjero se enfrentaba en su país a una petición de pena de 20 años de cárcel, pero un tribunal al final le impuso una condena de ocho años por la violación a la menor. El hombre huyó de Bulgaria y se refugió en Mallorca bajo una identidad falsa.

El pasado miércoles, la Policía Nacional lo localizó y arrestó en la isla. Los agentes constataron que gracias a la documentación falsa que manejaba había logrado obtener el NIE, así como un contrato de trabajo. De esta manera, el hombre llevaba una vida normal sin levantar sospechas.

Compartir el artículo

stats