La Policía Nacional ha iniciado una investigación para aclarar las circunstancias en las que se produjo la muerte de un hombre cuyo cadáver fue descubierto ayer al mediodía bajo un puente en la zona de General Riera, en Palma. El cuerpo se hallaba en un avanzado estado de descomposición debido al paso de los días y, sobre todo, a las altas temperaturas registradas esta semana. Las primeras pesquisas apuntan a que podría tratarse de una muerte natural, después de que el varón hubiera sufrido una indisposición. Por tanto, en un primer momento se descartaba que hubiera señales de violencia. A la espera de que el fallecido sea identificado de forma oficial y científica, los agentes sospechan que podría tratarse del octogenario desaparecido la semana pasada en los alrededores del centro comercial Carrefour de General Riera.

El macabro hallazgo se produjo ayer poco antes de las doce del mediodía, cuando la Policía tuvo conocimiento de que había aparecido un cuerpo sin vida bajo un puente. Las patrullas acudieron al lugar y examinaron los restos humanos. Poco después, se desplazó una forense, tras ser movilizada por el juzgado de guardia de Palma. El cadáver estaba descompuesto, por lo que la muerte pudo tener lugar días atrás.

La Policía cree que el hombre podría ser un anciano de 86 años que desapareció el pasado 30 de junio por esa misma zona. Residía en la Llar de Ancians de General Riera, tenía problemas de movilidad y no llevaba su medicación.