Los Bombers de Mallorca y el Ibanat sofocaron ayer por la tarde un aparatoso incendio de rastrojos en la carretera de Llucmajor a Campos que calcinó más de dos hectáreas de terreno agrícola. El fuego se inició a la una del mediodía junto a la calzada, por lo que no se descarta que un conductor arrojara una colilla. El humo dificultó la circulación. Una hora antes, otro incendio en un solar en el polígono Son Rossinyol, en Palma, fue extinguido.