13 de junio de 2015
13.06.2015
Operación Nerón

El clan de 'El Pablo' tiene más de 50 inmuebles en Mallorca y la península

La Policía y la Agencia Tributaria sostienen que blanqueó el dinero de la droga con inversiones inmobiliarias y coches de lujo - En los 47 registros se encontraron 30.000 euros, más de mil plantas de marihuana, cien papelinas de cocaína y hachís

13.06.2015 | 00:32

No es casualidad que la Policía bautizara la investigación contra el 'El Pablo' con el nombre de 'Operación Nerón'. El histórico narcotraficante de La Soledat, detenido el jueves junto a otros 22 miembros de su clan, había levantado un pequeño imperio inmobiliario. Dominaba ya buena parte del barrio palmesano, donde controlaba calles enteras, y en los últimos años compró numerosos pisos y fincas en la península. La investigación que la Policía Nacional y la Agencia Tributaria abrieron hace un año reveló que tenía más de 50 propiedades obtenidas, según los agentes, para blanquear el dinero de la droga. No hay otros ingresos que justifiquen este enorme patrimonio, explican fuentes policiales.

Buena parte de los 47 registros que la Policía llevó a cabo el jueves fueron en la calle Teix, donde el patriarca había convertido tres viviendas en una sola para construir su mansión. 'El Pablo' se había hecho con la mayoría de inmuebles de esa calle, tanto viviendas como almacenes. La Policía encontró en estos locales grandes invernaderos de marihuana, algunos con más de mil plantas, dotados de focos, humidificadores y sistemas de ventilación para conseguir un crecimiento óptimo. Las plantaciones nutrían a los puntos de venta que el clan tenía repartidos por el barrio, en las calles Teix, Ànimes y Fornaris. La Policía se incautó de 20 kilos de marihuana ya recolectados y listos para distribuirlos en pequeñas cantidades.

La marihuana, base del negocio

Como tantos otros traficantes, 'El Pablo', de 53 años, había redirigido su negocio hacia esta droga blanda. "Les permite controlar todo el proceso, desde la producción hasta la venta, sin necesidad de terceras personas", explica una fuente de la investigación, que apunta también a criterios económicos. El poder adquisitivo de los consumidores es menor debido a la crisis y los márgenes de beneficio que deja la marihuana son mayores que los de otros estupefacientes. Pero el clan no había dejado del todo el resto de drogas, ya que la Policía se incautó de cien papelinas de cocaína y varios gramos de hachís, ocho balanzas de precisión y sustancias de corte.

Los investigadores, que recorrieron los inmuebles allanados con perros especializados en la detección de billetes, encontraron 30.000 euros en efectivo en distintos escondites, como cajas fuertes empotradas en las paredes de los sótanos o incluso depósitos de agua. El dinero procedería de la venta de drogas, pero las pesquisas apuntan a que 'El Pablo' y los suyos blanqueaban los beneficios con propiedades inmobiliarias y vehículos de alta gama. La Agencia Tributaria ha recopilado durante el último año un largo listado con los bienes del clan. Entre ellos hay más de medio centenar de pisos y fincas repartidos tanto en Mallorca –la mayoría en la barriada de La Soledat– como en varios puntos de la península, especialmente en Andalucía, donde nació el patriarca. El clan, según las mismas fuentes, habría aprovechado el estallido de la burbuja inmobiliaria y la caída de los precios para hacerse con este imperio inmobiliario.

Tras meses de discretas gestiones, la Policía llevaba semanas planificando el golpe definitivo al clan de 'El Pablo'. Varias unidades se desplazaron desde la península para la ocasión y, a los 300 agentes movilizados, se unieron 16 secretarios judiciales para llevar a cabo los registros. El operativo se topó con una dificultad añadida: las grandes zanjas que EMAYA tiene abiertas en la calle Teix para renovar el alcantarillado. La empresa municipal explicó ayer que estas obras comenzaron hace varias semanas, a finales de marzo, para renovar 156 metros de las canalizaciones de alcantarillado y desmintió que estas actuaciones estén relacionadas con la operación antidroga. Además, rechazó las supuestas amenazas recibidas por sus operarios y anunció que podría tomar medidas para protegerlos.

Los 23 miembros del clan de 'El Pablo' detenidos, acusados de tráfico de drogas, organización criminal y blanqueo, continuaban ayer en comisaría. La Policía seguía buscando a uno de los hijos del patriarca que no fue localizado durante la operación en La Soledat.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook