La Guardia Civil ha detenido a un senegalés que fue a denunciar la pérdida de una cartera que se la había caído cuando cometía un robo en Magaluf. El hombre supuestamente sustrajo una billetera y un teléfono móvil -todo valorado en 1.300 euros- a un turista británico. La víctima acudió a la Guardia Civil para denunciar lo ocurrido explicando que el ladrón era una hombre de raza negra.

El sospechoso se presentó ese mismo día en la oficina del Servicio de Atención al Turista Extranjero (SATE) del instituto armado para denunciar que había perdido una cartera con documentación. Los agentes comprobaron que esta se le había caído tras el robo al turista y lo arrestaron.