04 de junio de 2015
04.06.2015
Agresión

Detenido el portero de una discoteca por dar una paliza a un turista en s´Arenal

La víctima, a la que el acusado impedía la entrada por ir ebrio, tuvo que ser atendida en un hospital

04.06.2015 | 00:54
La discoteca donde ocurrieron los hechos ayer de madrugada, en s´Arenal.

La noche de fiesta de un turista austriaco en s´Arenal acabó ayer en el hospital. El portero de una discoteca de la zona le propinó supuestamente una paliza durante un altercado en la entrada del establecimiento. La víctima recibió varios golpes y tuvo que ser atendida en Son Llàtzer, donde le aplicaron varios puntos de sutura. El presunto autor de la agresión, de 42 años, fue detenido por la Policía Nacional acusado de un delito de lesiones.

Los hechos ocurrieron hacia las cinco de la madrugada en la discoteca Oberbayern, en el número 48 de la carretera de s´Arenal, explicaron fuentes policiales. Un turista austriaco de 32 años, que llevaba toda la noche de fiesta junto a un grupo de compatriotas por los locales de la Playa de Palma, pretendía entrar al local cuando se topó con la oposición del vigilante de seguridad que controlaba el acceso.

Al parecer, el portero no dejó pasar al joven porque consideró que estaba muy ebrio y temía que provocara algún altercado con el resto de clientes de la discoteca. El turista, sin embargo, no aceptó de buen grado que le prohibieran la entrada y ambos se enzarzaron una acalorada discusión. La pelea subió de tono hasta que el vigilante comenzó a propinar puñetazos a su rival, que acabó cayendo al suelo aturdido por los golpes recibidos.

Varios testigos alertaron de lo ocurrido a los servicios de emergencias. Al lugar acudieron de inmediato una ambulancia y patrullas del Cuerpo Nacional de Policía. Los efectivos sanitarios comprobaron que el turista estaba consciente pero presentaba heridas sangrantes en la cara y la cabeza. El joven fue trasladado poco después al hospital Son Llàtzer, donde fue sometido a varias pruebas para conocer el alcance exacto de sus lesiones. Los facultativos tuvieron que aplicarle varios puntos de sutura.

Mientras tanto, los agentes de la Policía Nacional pusieron en marcha una investigación y se entrevistaron con varios testigos, que apuntaron al vigilante de seguridad de la discoteca como autor de la agresión. El sospechoso, nacido en Macedonia pero nacionalizado español, quedó detenido como presunto autor de un delito de lesiones. El hombre, de 42 años, fue trasladado a comisaría para ser interrogado sobre lo ocurrido y estaba previsto que en las próximas horas sea puesto a disposición judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook