Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semana negra

"¡Perdone señora, pero la tengo que atracar!"

La Policía Nacional detuvo esta semana a un delincuente por dos robos con violencia, uno consumado y el otro en grado de tentativa. En el delito materializado, el asaltante abordó a su víctima en un garaje. El ladrón propinó a la víctima un fuerte empujón, le arrebató la cartera y huyó. En un segundo asalto, el individuo acorraló a una mujer y la miró fijamente. "¡Perdone señora, pero la tengo que atracar!", se disculpó. Finalmente, el atracador desistió y no materializó el delito. Poco después fue detenido.

La maleta misteriosa

Una mujer acababa de llegar de viaje a su piso de Palma y dejó una maleta olvidada en el rellano de la escalera. Cuando se percató del descuido, su equipaje había desaparecido. Al cabo de unos días, la dueña de la maleta reparó en que su vecina de abajo, con una figura menos estilizada que la suya, llevaba puesta una prenda de marca idéntica a una de las desaparecidas entre sus efectos personales. A su juicio, no era de la talla de su vecina, sino de la suya. Sin pensárselo dos veces, la víctima denunció a su vecina por el supuesto de robo de su maleta, mientras que la denunciada lo negó categóricamente y aseguró que se había comprado la prensa sospechosa. Poco después, la maleta aparecía sorprendentemente en el rellano de la escalera, aunque, eso sí, con menos ropa.

La canguro ladrona

Una joven se ofreció a su tía para hacer de canguro, a lo que ella accedió de buen grado. Sin embargo, al cabo de unos días la tía se dio cuenta de que le habían desaparecido valiosas joyas y denunció el robo. La Policía detuvo finalmente a su sobrina por el hurto. Los investigadores averiguaron que unas esclavas y un collar los había vendido en un establecimiento de compraventa de oro.

Pocos 'Ángeles' entre rejas

Hace un año y cuatro meses la Guardia Civil y la Policía Nacional desarticularon los 'Ángeles del Infierno' en Mallorca con la espectacular 'Operación Casablanca'. Transcurrido ese tiempo, solo los tres cabecillas siguen en prisión: su líder Frank Hanebuth, el lugarteniente Kalil Youssafi y Michael Fritz.

Homenaje de la Fiscalía

La Fiscalía prepara estos días un sentido homenaje a Catalina Pocoví, una de las figuras más destacadas de esta institución y fallecida prematuramente tras una larga enfermedad. En un acto emotivo se pretende dar su nombre a uno de los salones.

Premios merecidos

La jefa de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Balears, María Ferrer, se ha hecho imprescindible para que todo funcione ante los casos más mediáticos. Su dedicación le ha hecho merecedora del premio Protagonistas de Onda Cero. La expectación es máxima ante el vestido que lucirá en la alfombra roja. También fue premiado esta semana por el Colegio de Abogados el juez Carlos Izquierdo, titular del Juzgado de Violencia contra la mujer número uno de Palma, en atención a su brillante carrera judicial. Fue ensalzado en un emotivo discurso por el exmagistrado y buen amigo suyo Miguel Arbona.

Una testigo impedida

Una testigo con serios problemas de movilidad no podía llegar por sus medios al estrado de la Audiencia a prestar declaración. La fiscal, una magistrada y la abogada de su marido le ayudaron a llegar a la sala. Nada más sentarse, quedó patente su sordera. Su esposo, acusado en el juicio, le repitió en voz alta las preguntas.

Compartir el artículo

stats