Un delincuente reincidente trató de burlar ayer a la Policía al huir a la carrera por la famosa rampa de los juzgados de Palma cuando descubrió que iba a volver a ser detenido, pero no lo consiguió. Los agentes dieron con él unas calles más abajo. El hombre fue arrestado y trasladado a Jefatura.

Su alocada fuga se produjo ayer al mediodía en la planta sótano de Vía Alemania. El delincuente, identificado como Jaime M.S., un habitual de las sustracciones en Palma, acababa de salir del calabozo. El juez de guardia le había dejado en libertad tras tomarle declaración por un delito y una falta de hurto.

Al salir al exterior, el hombre se percató de la presencia de varios investigadores de la Policía Nacional que le estaban esperando para volverle a detener por otro caso. Entonces, el sospechoso se escapó corriendo por la rampa hacia la calle. Durante su huida, estuvo a punto de llevarse por delante a varias personas que caminaban por la zona. A corta distancia, le seguían los funcionarios policiales. La persecución duró bien poco porque unas calles más abajo, en las proximidades de Oms, el hombre fue alcanzado por la Policía. Volvió de nuevo al calabozo, pero de la comisaría.