Un incendio causó ayer graves daños en una vivienda y provocó una gran alarma en Lloseta. El fuego destruyó la primera planta del inmueble y generó una gran humareda, que complicó los trabajos de extinción de los bomberos. La casa estaba desocupada en ese momento, por lo que no hubo que lamentar heridos. La Guardia Civil investiga las causas del siniestro.

Las llamas fueron descubiertas pasadas las once y media de la mañana, cuando varios vecinos alertaron de la gran cantidad de humo que salía de una casa situada en el número 46 de la calle Major. Al lugar se desplazó de inmediato la Policía Local y una dotación de los Bombers de Mallorca, procedente del parque de Inca. Tras comprobar que no había ninguna persona en el interior de la casa, los bomberos comenzaron a sofocar el incendio protegidos con equipos de respiración autónoma para poder acceder al domicilio. Los trabajos se prolongaron hasta la una de la tarde.

Los Bombers sofocaron otro incendio declarado a las dos y media de la tarde en una vivienda situada en la calle Talaiot de sa nineta, en Son Serra de Marina, que afectó a la cocina y la coladuría.