03 de noviembre de 2014
03.11.2014

Detenido el cabecilla de una banda de narcos que operaba en sa Pobla

El líder, un magrebí, ocultaba 6.500 euros tras un tabique de casa y guardaba la cocaína enterrada en el jardín. Usaba piedra de marés para adulterar las dosis, lo que conlleva un grave peligro. Veinte guardias civiles desmantelaron dos puntos de venta de droga

03.11.2014 | 06:30

La Guardia Civil ha arrestado al jefe de un activo grupo organizado de narcotraficantes asentado en sa Pobla que también operaba en otros municipios como Sineu, Muro y Llubí. Se trata de un hombre de origen magrebí, al que se le imputa un delito contra la salud pública, por presuntamente controlar dos puntos de venta de droga con una gran actividad en sa Pobla. El pasado fin de semana, una veintena de guardias civiles desarticularon estos dos puntos en el marco de la operación ´Erkunt´, que permitió la incautación de 6.500 euros, 50 gramos de cocaína en roca de gran pureza, seis kilos de cogollos de marihuana y una gran cantidad de sustancias de corte.

El supuesto líder, que llevaba varios meses bajo investigación por parte de la Policía Judicial de Inca, ocultaba el dinero en metálico, 6.500 euros, tras un tabique de casa. También guardaba la cocaína enterrada en el jardín de uno de sus domicilios. Los veinte agentes que participaron en los exhaustivos registros de los dos inmuebles del sospechoso, que se prolongaron hasta altas horas de la madrugada del pasado sábado, lograron descubrir los billetes escondidos en la pared y los estupefacientes bajo tierra.

El cabecilla disponía de dos viviendas en sa Pobla que presuntamente utilizaba para vender la droga y también las usaba como almacén y laboratorio, donde manipulaba las dosis.

Droga adulterada
El detenido supuestamente adulteraba las sustancias estupefacientes con piedra de marés. El hecho de ´cortar´ la cocaína con el polvo que genera la piedra conlleva un grave peligro para la salud de los consumidores, según informó ayer la Guardia Civil.

Precisamente, en Palma, se investiga el fallecimiento de cuatro hombres desde el pasado miércoles al sábado por presunta sobredosis de sustancias tóxicas y se indaga si el origen está en una partida adulterada de droga.

En el caso del laboratorio desmantelado el fin de semana en sa Pobla, la Guardia Civil halló, junto a una prensa metálica, una pared de marés, de la cual el sospechoso extraía el polvo de la piedra con la ayuda de herramientas incautadas en el lugar y lo usaba como sustancia de corte.
Los agentes intervinieron otros útiles y también gran cantidad de medicamentos como Ciclofalina que utilizaba para adulterar la cocaína.

La operación ´Erkunt´, que se inició a principios de este año, se ha saldado con la aprehensión de 50 gramos de cocaína de gran pureza, seis kilos de cogollos de marihuana, 6.500 euros y dos vehículos. El operativo sigue abierto y se esperan más detenciones. El líder, además de traficar en sa Pobla, también se desplazaba y actuaba en Sineu, Muro y Llubí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook