19 de julio de 2014
19.07.2014
Diario de Mallorca

Dos turistas, heridos graves al caer desde sus hoteles en Magaluf y s´Arenal

Un británico se precipitó a las siete y media de la mañana en Punta Ballena cuando escalaba por la fachada porque había perdido las llaves tras pasar la noche de fiesta

19.07.2014 | 06:30
Edificio de apartamentos desde el que se precipitó el turista británico ayer por la mañana, en la calle Punta Ballena, en Magaluf.

Dos turistas de 22 años resultados heridos graves ayer tras precipitarse al vacío desde sus hoteles en Magaluf y s´Arenal. El primero, un británico cayó desde unos cinco metros de altura a primera hora de la mañana cuando escalaba por la fachada de unos apartamentos de Punta Ballena, al parecer porque había perdido las llaves de su habitación. Los médicos temían que hubiera sufrido una lesión medular. El otro afectado, de nacionalidad alemana, se cayó desde un balcón del segundo piso de un hotel de la Playa de Palma por causas que se investigaban y fue trasladado a Son Espases.

El primer incidente tuvo lugar hacia las siete y media de la mañana en un edificio de apartamentos, en el número 5 de la calle Punta Ballena, en Magaluf. Los servicios de emergencias fueron alertados de que un joven británico de 22 años había sufrido una grave caída desde varios metros de altura, explicaron fuentes policiales y sanitarias. Al lugar acudieron varias patrullas de la Policía Local y la Guardia Civil, así como una UVI móvil y una ambulancia del Ib-Salut. La víctima se encontraba en una de las habitaciones del edificio y presentaba policontusiones. Además, se quejaba de fuertes dolores en las piernas y los facultativos temían que hubiera sufrido una lesión medular que le dejara parapléjico. El joven fue trasladado de urgencia al hospital Son Espases, donde fue sometido a varias pruebas para conocer el alcance exacto de las heridas. A mediodía permanecía estable en el área de urgencias, informaron fuentes hospitalarias.

La Guardia Civil abrió una investigación para aclarar lo ocurrido. Los agentes se entrevistaron con varios amigos de la víctima, quienes explicaron que la habían encontrado malherida en el suelo y la habían llevado hasta una de las habitaciones antes de alertar a los servicios de emergencias. De acuerdo con las pesquisas, el joven estaba ebrio tras haber pasado toda la noche de fiesta por los bares y discotecas de la zona y cuando quiso regresar a su apartamento descubrió que había perdido las llaves y no podía entrar. El turista decidió entonces escalar a través de la fachada del edificio hasta la ventana de su habitación, situada en el segundo piso del inmueble. Sin embargo, perdió el equilibrio y acabó precipitándose desde una altura de unos cinco metros.

El segundo caso se produjo pasadas las dos y cuarto de la tarde en s´Arenal, cuando un turista alemán de 22 años cayó desde un balcón de la segunda planta de un hotel en el número 7 de la avenida América. Al lugar se desplazaron una UVI móvil del Ib-Salut y varias patrullas de la Policía Nacional y Local. Los efectivos sanitarios comprobaron que la víctima había sufrido traumatismos y contusiones y la trasladaron de urgencia a Son Espases, donde quedó ingresada. Los agentes se entrevistaron con los amigos de la víctima para intentar esclarecer qué estaba haciendo cuando cayó al vacío. Los policías trataban de aclarar si estaba intentando pasar de un balcón a otro y perdió el equilibrio.
En lo que va de semana son ya tres los turistas que han sufrido lesiones graves tras precipitarse desde sus alojamientos en Mallorca. El pasado martes de madrugada, un alemán de 20 años cayó desde el tercer piso de un hostal en Cala Rajada. Los hechos ocurrieron en un establecimiento situado en el número 86 de la avenida Cala Agulla hacia las tres y media de la madrugada, cuando la víctima sufrió una caída desde unos 12 metros de altura. Las lesiones que padeció eran muy graves y estaba en parada cardiorrespiratoria. Los efectivos sanitarios del 061 que acudieron al lugar lograron reanimarlo y lo trasladaron de urgencia al hospital Son Espases, donde ingresó en estado crítico.
En Eivissa, un turista australiano de 22 años se precipitó el martes desde el primer piso de un hotel en Sant Josep de sa Talaia. Las lesiones que sufrió no eran graves y tras ser atendido en un hospital recibió el alta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook