17 de julio de 2014
17.07.2014

Un joven escalador de 23 años muere al caer al mar en el Dique del Oeste

La víctima estuvo sumergida 20 minutos hasta que un amigo, con la ayuda de un agente, lo rescató

17.07.2014 | 06:30
Un grupo de policías, junto al cuerpo de la víctima, en la playa de Cala Major.
Un joven escalador de 23 años falleció ayer al mediodía al caer al mar desde un acantilado junto a la Cova dels Coloms, en el Dique del Oeste, en Palma. La víctima presuntamente practicaba ´psicobloc´, una modalidad de escalada sin cuerda en una pared sobre el agua, en compañía de un amigo. Por causas que se desconocen se precipitó al mar y quedó sumergida en el fondo durante cerca de 20 minutos. Cuando el afectado, identificado como Jacobo M.S., fue rescatado, se le practicaron sin éxito las maniobras de reanimación. El joven murió probablemente ahogado. La autopsia que se le practicará hoy determinará las causas del óbito.

Nada más tener constancia del siniestro, hubo una gran movilización de medios. Las patrullas de la Policía Portuaria de Palma, Guardia Civil, Policía Nacional, 061, Salvamento Marítimo y Cruz Roja acudieron al lugar. La intervención del compañero del escalador y de un agente de la Policía del Puerto, quien no dudó en arrojarse al agua, resultó fundamental para poder localizar y rescatar el cuerpo, que permanecía en el fondo del acantilado. Una vez el afectado fue izado a la superficie, una embarcación lo trasladó hasta la playa de Cala Major. Allí, los sanitarios trataron de reanimarle, pero no fue posible.

Los hechos ocurrieron ayer sobre las 12,40 horas cuando un joven escalador que practicaba ´psicobloc´ en un acantilado junto a la Cova dels Coloms, en el Dique del Oeste, cayó al mar, donde quedó sumergido. Cinco agentes de la Policía Portuaria se personaron en la zona. Tres de ellos bajaron por la ladera con salvavidas y hablaron con el acompañante del escalador, quien les indicó que su amigo se había caído al mar y se había hundido sin salir a flote.

Un policía se lanzó al agua para ayudar en el rescate. En ese momento, se vivieron momentos de tensión ya que el oleaje enturbiaba el agua y no permitía ver el cuerpo sumergido. Varios testigos indicaron que reclamaron de forma insistente unas gafas de buceo. Finalmente, la Policía Portuaria avisó a una embarcación de recreo, que se aproximó y entregó unas gafas al amigo de la víctima, quien consiguió localizar a la víctima en el fondo del mar.

Tras rescatar al escalador, lo embarcaron en la nave de recreo y luego en una lancha de Salvamento Marítimo, donde se trató de reanimar al joven. Acto seguido, el afectado fue trasladado a la playa de Cala Major, donde esperaba una UVI móvil del 061. Las maniobras de resucitación durante casi una hora no dieron sus frutos y se confirmó el óbito. El compañero del fallecido sufrió un ataque de ansiedad y se solicitó una ambulancia. La Policía Nacional investiga los hechos.

Un niño, a punto de ahogarse en la playa
Un niño de siete años estuvo a punto de ahogarse ayer al mediodía en la playa de Can Picafort. Los hechos ocurrieron sobre las once y veinte minutos de la mañana y una UVI móvil del 061 consiguió remontar su estado. El menor fue evacuado en estado menos grave al hospital de Inca. En es Trenc, por la tarde una mujer de 76 años fue rescatada del agua y trasladada en estado grave al hospital de Manacor. En Eivissa, un joven de 23 años murió ahogado a mediodía en la piscina de un hotel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook