­El helicóptero de la Guardia Civil rescató ayer el cadáver de un excursionista alemán que murió de un ataque cardíaco en el Barranc de Biniaraix. El turista, que tenía entre 55 y 65 años, había salido de excursión ayer por la mañana con un grupo de alemanes por esta zona de Sóller cuando se sintió indispuesto y poco después falleció. Debido a la dificultad para acceder a este enclave montañoso, fue necesaria la intervención de la Benemérita y los Bomberos de Mallorca. El juzgado de Guardia se desplazó hasta el lugar y ordenó el levantamiento del cadáver.