23 de marzo de 2014
23.03.2014

Francisco José Domingo: "Alcohol y drogas están presentes en un 40% de los accidentes con muertos"

Comandante de la guardia civil, jefe del sector de tráfico de balears

23.03.2014 | 06:30
El comandante Francisco José Domingo, jefe de la Guardia Civil de Tráfico de Balears, en su despacho del acuartelamiento de Son Rapinya.

Desde sus oficinas en el acuartelamiento de la Guardia Civil de Son Rapinya dirige a los aproximadamente 250 agentes de Tráfico que patrullan los 2.000 kilómetros de carreteras de Balears. Ellos son en buena medida responsables del espectacular descenso de la siniestralidad registrado en la última década, donde se ha pasado de 149 fallecidos en 2001 a los 43 que hubo en 2013.

–El año pasado se cerró con una de las cifras de fallecidos en accidentes de tráfico más bajas de la historia, que nos sitúa en niveles de los años sesenta, cuando había veinte veces menos coches. Es una tendencia que se ha mantenido en los últimos años. ¿A qué la atribuye?
–Se debe a múltiples factores. A la mejora en el cumplimiento de las normas por parte de los conductores, una mayor concienciación por su parte, y la intervención de muchas instituciones y organismos relacionados con la seguridad vial. Desde los sectores de la sanidad, la educación, fomento e infraestructuras, y por supuesto, de la Dirección General de Tráfico. También es importante la mejora de los vehículos. Se trata de una conjunción de muchos factores.

–¿Qué clase de accidentes ocurren con más frecuencia?
–Los más numerosos aquí son las salidas de vía, que se suelen producir por circular a velocidad excesiva o por distracciones; las colisiones por alcance, debidas a no mantener la distancia de seguridad o distracciones; y las colisiones frontolaterales, que se dan en las intersecciones.

–¿Y cuáles son la principales causas de estos accidentes?
–La principal causa en la actualidad son las distracciones. El no prestar la atención permanente a la conducción, porque quizá uno va pensando en sus cosas o por la utilización de teléfonos móviles u otros dispositivos. Le sigue la velocidad inadecuada, la infracción de las normas, como las de prioridad en intersecciones o no respetar las distancias de seguridad, y el consumo de alcohol. Todavía se producen en las islas muchos accidentes causados por el alcohol.

–¿Han detectado si la utilización de los dispositivos tecnológicos tienen una gran incidencia en los accidentes?
–A veces es complicado determinar el motivo por el que una persona que sufre un accidente se distrajo. Pero sí es cierto que se producen muchos siniestros, como salidas de vía, que con los alcances son losmás recurrentes en Balears, que en principio son inexplicables si no hay un factor de distracción.

–¿Qué porcentaje representan estos factores en la cifra total de accidentes?
–El principal es la distracción, pero hay factores concurrentes, como la velocidad. En muchos accidentes hay un porcentaje alto de consumo de bebidas alcohólicas. A nivel nacional hay varios estudios hechos. El alcohol está presente en un tercio de los accidentes con fallecidos. De ello se puede extrapolar que el que conduce habiendo consumido alcohol tiene muchas más probabilidades de morir o de causar una muerte en accidente de tráfico. Y si se añaden otras sustancias, como medicamentos o drogas, el porcentaje se eleva a un 40%.

–¿Cuál es el principal objetivo que se plantea la Guardia Civil de Tráfico?
–Centramos nuestro esfuerzo en combatir las infracciones. Una de las más graves es la velocidad, que es otro factor que aparece en gran parte de los accidentes, así que dedicamos grandes esfuerzos en el control de la velocidad. Por eso consideramos muy, muy importante el uso intensivo del radar, que situamos en las vías en las que hay más siniestralidad, con una finalidad preventiva. Trabajamos también para evitar otros factores, como las distracciones, porque también se producen muchos accidentes por el uso del teléfono móvil y el cansancio.

–¿Cuántas pruebas de alcoholemia han hecho durante el pasado año?
–Muchísimas, miles. Y al final dieron positivo en alcohol o drogas más de 3.300

–De manera que sigue siendo habitual encontrar conductores que conducen ebrios.
–En general la gente cada vez está mas concienciada con este tema, que no se puede mezclar alcohol y carretera. Y nosotros lo vemos. Cada vez encontramos más casos de varias personas que van en un coche y conduce el que no ha bebido. Y esto es bueno. La gente lo hace no solo porque los pueden denunciar, sino porque son conscientes de que es peligroso. Aun así, tenemos más positivos que otros años, porque estamos incrementando los controles. Y también hay muchos reincidentes, denunciados que tienen denuncias previas, que no es la primera vez que les quitan puntos del permiso de conducir por una alcoholemia o incluso algunos que han recuperado el carné después de una sentencia judicial. Y estos son peligrosos, son los que más probabilidades tienen de sufrir accidentes graves. Pero yo destacaría lo positivo, la gente está cada vez más concienciada y eso es bueno. No buscamos poner cada vez más denuncias. Uno de los objetivos de la Agrupación de Tráfico este año es precisamente que el porcentaje de denuncias por alcoholemia y velocidad sea cada vez menor.¿Qué querrá decir eso? Pues que la gente cumplirá cada vez más las normas.

–¿Tienen previsiones de mantener la presión con las alcoholemias?
–Sí, vamos a seguir trabajando duro con el alcohol, las drogas y la velocidad. No hemos dejado de hacerlo, pero vamos a seguir con ello. Porque no descuidamos el tema de la droga. Cuando hacemos controles de alcoholemia se hacen también análisis de drogas.

–El aspecto negativo de las estadísticas de tráfico lo representan los que se podrían denominar colectivos más vulnerables: peatones, ciclistas y motoristas. En estos sectores las cifras de víctimas se mantienen. ¿Hay planes específicos para mejorar su seguridad?
–Sí. A lo largo del año se van a hacer varias campañas específicas. Una de ellas se centrará en las motocicletas, en la que se van a controlar condiciones técnicas y documentación de los vehículos.

–Porque los motoristas representan la mitad de las víctimas del tráfico registradas el año pasado.
–Sí, entre motocicletas y ciclomotores fueron la mitad. Es un dato muy preocupante, por que la cifra es desproporcionada respecto al número de vehículos matriculados.

–Y si se suman los ciclistas...
–Entonces representa la mayor parte de los fallecidos, sí. Por eso decimos que son colectivos vulnerables, porque cuando se ven envueltos en un accidente con otro vehículo, normalmente se llevan la peor parte.

–¿Y qué actuaciones concretas se pueden hacer para darles más seguridad?
–Por parte de la Guardia Civil, es fundamental incidir en el cumplimiento de la norma por parte de los usuarios, ya sean conductores, ciclistas o peatones. Hay una serie de infracciones que causan la mayor parte de los accidentes y tenemos que incidir en ellos. Sobre los motoristas, pues como en los otros vehículos, tenemos que incidir en el tema del consumo de alcohol y drogas. Pretendemos trabajar también en estos tramos de carreteras en los que los motoristas practican una conducción pseudodeportiva o competitiva, donde vemos que se incumplen normas de circulación y donde se producen accidentes.

–Es un fenómeno que se da mucho en Mallorca. En la carretera de la Serra los fines de semana se concentran cientos de motoristas.
–Es que en Balears se dan todas las circunstancias para que esos colectivos, como ciclistas y motoristas, disfruten. Se dan unas excelentes condiciones climáticas, hay unas carreteras muy bonitas, con unos trazados muy agradables para circular en bicicleta o en moto.

–¿Y hay vigilancias específicas en estos tramos?
–Claro. Nosotros incidimos especialmente en los controles de velocidad y otras infracciones, por medio de vehículos camuflados, con radar, patrullas en motocicleta y controles específicos. Todo ello aparte de las campañas nacionales por parte de la DGT de control de motocicletas.

–¿Y ciclistas? Ahora, en primavera, empieza su temporada alta. ¿Han calculado cuántos se pueden concentrar en la isla?
–Hay datos que barajan instituciones relacionadas con el turismo. Calculan que pueden rondar los 140.000 o 150.000 cicloturistas que nos visitan cada año. Se suelen concentrar en primavera y en otoño. Parece que Balears es el paraíso de los ciclistas de toda Europa. Aparte de que esta comunidad tiene mucha tradición ciclista y hay cerca de 2.000 ciclistas federados aquí, y luego están los aficionados que no están federados. Es muy difícil determinar el número de ciclistas que circulan por vías interurbanas pero haciendo un cálculo aproximado, un día de marzo de puedes encontrar a diez o doce mil ciclistas circulando simultáneamente por las carreteras de la isla. Nuestras patrullas y cualquier conductor que recorra la isla se percatará de que en cualquier carretera hay muchos grupos de ciclistas. Es un número muy elevado, muy superior a cualquier otra comunidad autónoma con la misma extensión que Balears. Creo que no hay otra comunidad con tan elevado número de ciclistas en vías interurbanas. Además estamos en cabeza en número de pruebas deportivas, como carreras ciclistas o triatlones.

–¿Han detectado una cierta confusión entre los conductores, que no tienen claro las normas de tráfico que tienen que seguir con los ciclistas?
–Es bastante común que el conductor desconozca determinadas prioridades en las rotondas, la forma en la que debe adelantar a un ciclista, la distancia que debe dejar con él. Y hay conductores que tienen poca paciencia cuando se encuentra un grupo de ciclistas, pero también encontramos ciclistas que incumplen normas a la hora de circular en pelotón o por arcenes o lo más cerca posible al borde de la calzada. En eso estamos trabajando, al igual que otras instituciones, como el Consell, que ha señalizado una serie de rutas ciclistas con señales específicas. Sí, es cierto que hay un incumplimiento de las normas, pero también es cierto que si hay una comunidad donde los conductores están acostumbrados a encontrarse ciclistas en las carreteras, es aquí.

–¿Cree que en general los conductores en Mallorca son respetuosos con los ciclistas?
–Por lo general están más concienciados de que se pueden encontrar un ciclista en una carretera que en otro sitio. Pero claro que hay malas conductas, y para eso estamos nosotros. Hacemos toda una serie de servicios específicos para prevenir accidentes de ciclistas, y actuamos tanto sobre conductores como sobre los mismos ciclistas.

–El año pasado hubo también dos fallecidos en accidentes de quads. ¿Son tan peligrosos estos vehículos?
–La conducción de un quad, como la de una motocicleta, es una actividad de riesgo, por motivos evidentes, porque la carrocería eres tú mismo. Generan una falsa sensación de seguridad. Son vehículos de cuatro ruedas que parecen muy estables, suelen ser potentes y están pensados para circular por pistas forestales, no por asfalto. Siempre es necesario un periodo de adaptación. No basta saber conducir una moto, es necesario que la persona que te lo alquila te dé un pequeño cursillo sobre la conducción de ese vehículo. ¿Si es peligroso? Sí, en manos inexpertas, como todo, y sí si se incumplen las normas de circulación y las mínimas normas de precaución que tienes que tener. Por lo demás, no es más peligroso que una moto.

–¿Se ha notado la crisis en la circulación? Me refiero a si han percibido que circulan menos vehículos o que estos son más antiguos.
–Lo que hemos notado es una disminución en el transporte por carretera. Sobre todo el transporte de áridos, de material de construcción, aquí sí se ha notado un descenso. Nosotros tenemos una función importante, aparte de la vigilancia del tráfico, que es la inspección de los transportes, y sí que se percibe que hay menos tráfico de mercancías, ligado al descenso de la actividad económica. En lo que respecta al tráfico convencional no se ha notado un descenso. Al contrario, como ha habido la temporada turística tan buena ha habido muchísimo coche de alquiler y muchísimo tráfico durante el verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook