La familia de Pablo Fraire, el joven en cuyo asesinato supuestamente participó el hombre detenido ahora en Mallorca, se ha mostrado satisfecha por la captura del fugitivo. "Casi habíamos perdido las esperanzas de que apareciera y que tengamos justicia", declaró Florencia Fraire, una hermana de la víctima, a la emisora argentina Radio Libertad.

Los allegados a Fraire han anunciado además que se personarán como acusación particular si el hombre es extraditado a Argentina para ser juzgado. Fue precisamente la madre de la víctima, ya fallecida, quien tras el asesinato de su hijo fundó la Asociación Madres del Amor, que agrupaba a familiares de las víctimas de crímenes y logró que se reformara la legislación para poder personarse como acusación particular en los procesos judiciales. La mujer difundió en 2006 un mensaje a través de Internet en el que solicitaba ayuda para localizar al fugitivo y afirmaba que estaba oculto en Mallorca.