Dos personas resultaron ayer intoxicadas por inhalación de humo al incendiarse el garaje de un domicilio de Alcúdia. El origen del fuego fue la chispa de una radial que alcanzó un depósito de aceite y se extendió con rapidez por el resto de la estancia.

El siniestro se inició sobre la una y cuarto de la tarde en un domicilio situado en la calle Menorca de Alcúdia. El humo que procedía del interior despertó pronto la alarma en el vecindario. Varios vecinos colaboraron activamente en apagar el fuego. Mientras, la dirección de un colegio de monjas, situado en las proximidades, retrasó la hora de salida de los niños para evitar que se toparan con el incendio. Dotaciones de Bombers de Mallorca se encargaron de sofocar las llamas en el inmueble siniestrado. Por fortuna, una puerta hizo de cortafuegos e impidió que el incendio afectara al resto de la vivienda. Las asistencias sanitarias del Ib-salut atendieron al matrimonio de los síntomas de intoxicación leve por inhalación del humo.