27 de marzo de 2013
27.03.2013
Tribunales

Acepta 17 años de cárcel por grabar a sus hijos mientras los violaba

El hombre ha admitido que abusó de los tres menores y que grabó las agresiones para después colgarlas en internet

28.03.2013 | 06:50
Ayer quedó visto para sentencia en la Audiencia de Palma el juicio contra Holguer J., un alemán de 34 años que admitió haber abusado sexualmente en numerosas ocasiones de sus hijos desde que tenían 9 y 3 años y de la hija de su expareja, de 6, y aceptó la petición de pena de la Fiscalía de 17 años de cárcel.

El juicio, celebrado en la sección primera de la Audiencia Provincial de Palma, duró unos 15 minutos, ya que el acusado, defendido por el abogado Carlos Portalo, había admitido los hechos y había alcanzado un acuerdo de conformidad con el Ministerio Fiscal.

Durante la vista, Holguer J. hizo uso del turno de palabra al que tiene derecho todo acusado para pedir disculpas por sus actos. El hombre admitió haber cometido abuso sexual con penetración sobre los tres menores, haber grabado varias de las agresiones y haber colgado algunas de las filmaciones en internet, hechos que ocurrieron en la localidad mallorquina de Llucmajor en los años 2008 y 2009.

Al haber aceptado la pena, que contempla la agravante de parentesco en el caso de sus hijos y la atenuante de la confesión, previsiblemente el hombre será condenado a 17 años de cárcel, así como a una pena de prohibición de comunicarse o acercarse a sus hijos y a la otra menor, y a la pérdida de la patria potestad durante 15 años.

También se le impondrá una multa de responsabilidad civil de 10.000 euros por los daños causados a cada uno de los tres menores.

Uno de los peores casos de pederastia
Los abusos sexuales se produjeron durante los años 2008 y 2009 en numerosas ocasiones en una vivienda a las afueras de Palma y también en una lujosa embarcación de recreo que utilizaba el acusado para navegar por la isla.

El padre, animado por el propósito de saciar su apetito libidinoso, supuestamente realizó repetidos actos de contenido netamente sexual sobre sus hijos, un niño y una niña que en aquellas fechas contaban nueve y tres años de edad, respectivamente. El hombre también forzó a una tercera víctima, la hija de su entonces compañera sentimental, que tenía ocho años.

Según apuntó la fiscalía en su escrito, el progenitor violó de forma reiterada a sus dos hijos y su hijastra y les exhibió películas de contenido pornográfico mientras les pedía que le tocaran sus genitales. Además de someter a los menores a diversas prácticas sexuales, el imputado hizo que su hijo mantuviera relaciones completas con su hermana de tres años y también con su hermanastra. Los tres niños vivieron todos estos hechos de forma traumática, con el consiguiente perjuicio para su desarrollo psicológico.

Varios de estos episodios sexuales fueron grabados por el procesado, quien fabricaba vídeos pornográficos, según la fiscalía. En ellos aparecían los menores practicando sexo entre ellos y también con el acusado. Algunas de las grabaciones fueron colgadas en Internet por el padre para que terceras personas pudieran visualizarlas a través de la red.

Un vídeo colgado en internet, la clave
Precisamente fue uno de estos vídeos lo que permitió a la Policía dar con él. A principios de 2011, la embajada alemana alertó a las autoridades españolas de la existencia en Internet de un vídeo en el que un adulto violaba a varios niños. En la grabación, el pederasta, que se hacía llamar "Cooldaddy" -"Papá guay"-, facilitaba un correo electrónico de contacto para aquellos interesados en abusar también de los menores. Se sospechaba que los graves abusos sexuales podían tener lugar en España, por lo que la Brigada de Investigación Tecnológia (BIT) se volcó en el análisis de la grabación.

En las imágenes aparecía el camarote de un lujoso yate y el interior de una casa. Por un detalle en una gorra que llevaba uno de los menores, se tuvo la certeza de que los hechos podían haber ocurrido en Mallorca. Los agentes de la Isla peinaron los puertos deportivos y realizaron ingentes gestiones en los colegios para tratar de localizar a las víctimas. Así consiguieron dar con el pederasta que fue detenido del 20 de abril de 2011.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook