La Guardia Civil de Santa Margalida ha detenido a dos jóvenes, delincuentes habituales, como presuntos autores de cuatro violentos tirones a ancianas cometidos en Muro y Llubí. Los ladrones sustrajeron el bolso y las joyas a las víctimas, dos de las cuales resultaron heridas durante los robos. Los sospechosos son vecinos de Manacor, de 20 y 21 años, y uno de ellos había salido de prisión en las últimas semanas. Parte del botín ha sido recuperado por los investigadores en tiendas de compraventa.

Los atracos, que habían provocado una gran alarma social en ambos municipios, se sucedieron en pocos días y a la misma hora. Los ladrones abordaban siempre en la calle a mujeres de avanzada edad y les arrebataban tanto el bolso con sus pertenencias como las joyas, especialmente collares, que llevaban encima. Los delincuentes huían después a toda prisa. Dos de las mujeres sufrieron lesiones durante los robos.

La Guardia Civil del puesto de Santa Margalida, tras recabar cuatro denuncias por asaltos similares, puso en marcha una investigación para dar con los autores de estos robos. Las pesquisas culminaron anteayer, con la detención en Manacor de dos jóvenes de 20 y 21 años. Los investigadores han conseguido recuperar parte de las joyas robadas en tiendas de compraventa de la localidad.

Al parecer, ambos se desplazaban a otros pueblos para intentar entorpecer la labor policial, en el vehículo de un familiar, que estacionaban cerca del lugar en el que iban a cometer el robo.

Los dos acusados cuentan con varios antecedentes por hechos similares. Uno de ellos, conocido como ´El Rafita´, arrastra un largo historial delictivo y hace unas semanas salió de prisión.