­El Cuerpo Nacional de Policía ha iniciado una investigación para aclarar las causas de la muerte de un hombre de mediana edad, cuyo cadáver fue descubierto ayer tarde en un domicilio en Palma. Tras un primer examen, el cuerpo no presentaba señales externas de violencia, si bien habrá que esperar a la autopsia para conocer las circunstancias del óbito.

El ciudadano, natural de Ciutadella, de 53 años, podría llevar al menos una semana muerto. Los agentes recabaron varios datos para aclarar los motivos por los que otras personas que residen en la finca no habían avisado antes del óbito.

La Policía Local de Palma también se personó en la vivienda y luego alertó a la Policía Nacional. Los hechos tuvieron lugar en un inmueble situado en la barriada de la Plaza de Toros de Palma. El juzgado de guardia fue informado del hallazgo.