­Un marroquí de 22 años aceptó ayer una pena de tres años y medio de cárcel por el intento de homicidio de un hombre cometido en la madrugada del 20 de septiembre del año pasado en la Porta de Sant Antoni, en Palma.

El joven fue juzgado ayer en la Audiencia Provincial, donde llegó a un acuerdo con la fiscal. Se declaró culpable a cambio de una rebaja en la pena. De los ocho años de prisión que se solicitaba inicialmente para él se pasó a una condena de tres años y medio de cárcel.

Los hechos ocurrieron a las tres de la madrugada del 20 de septiembre de 2011, en la Porta de Sant Antoni. El joven atacó a un hombre con un cuchillo con la intención de matarle. Le alcanzó en la cara, el cuello y la mano, causándole graves heridas por las que tuvo que someterse a tratamiento quirúrgico. La víctima tardó un mes en sanar.