24 de abril de 2011
24.04.2011

El ´Río Segura´, la mayor patrullera de la Guardia Civil, recala en Palma

El navío, recientemente botado y con base en Cádiz, realiza una gira por los principales puertos españoles

24.04.2011 | 08:30
El ´Río Segura´, atracado en el dique del Oeste, en el puerto de Palma.
El Río Segura, el mayor buque de la historia de la Guardia Civil, cuyo objetivo es la lucha contra la inmigración ilegal y el narcotráfico, recaló el viernes en el Dique del Oeste del puerto de Palma, donde permanecerá hasta mañana. Durante la mañana de ayer acudieron a visitar la patrullera el coronel jefe de la Guardia Civil, Basilio Sánchez, el jefe del Centro de Salvamento Marítimo, Miguel Félix Chicón, y representantes de la Armada y Delegación del Gobierno.
Según informeron fuentes de la Guardia Civil, esta embarcación de 73 metros de eslora, 12 de manga y 4,5 de altura tiene su base en Cádiz y fue botado el pasado 26 de febrero. Se trata del tercer buque oceánico de la Benemérita junto al Río Tajo y Río Miño.
La nueva embarcación reforzará los medios de los que dispone el Servicio Marítimo del Instituto Armado después de que en el verano de 2006 las redes de inmigración ilegal realizaron un cambio en sus rutas y llegaron a las costas canarias miles de inmigrantes indocumentados.
A raíz de estas dificultades, el Gobierno diseñó una estrategia fundamentada sobre dos ejes: estrechar la colaboración con los gobiernos de los países de origen y poner en marcha una gran operación de refuerzo del control fronterizo.
Este aumento de medios comenzó en 2007 con la botadura de las dos primeras embarcaciones oceánicas de la Guardia Civil: el Río Tajo y el Río Miño, continuó con la dotación de los primeros aviones de reconocimiento y ha culminado con la botadura del Río Segura.
Esta patrullera tendrá su base en el puerto Cádiz pero permitirá a la Guardia Civil del Mar acometer misiones de control de la inmigración ilegal, o el narcotráfico en aguas oceánicas pues puede permanecer hasta sesenta y dos días sin arribar a puerto. La construcción de esta nave se ha llevado a cabo en Asturias y su coste de 15,3 millones de euros ha sido financiado con los presupuestos del Ministerio del Interior.
El Río Segura cuenta con alojamiento para 80 náufragos, lo que facilita extender la misión humanitaria de la Guardia Civil más allá de la frontera española.
El buque desplaza 2.100 toneladas y alcanza una velocidad de crucero de 17 nudos (unos 30 kilómetros por hora) y su autonomía es de 20.000 millas.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook