28 de noviembre de 2010
28.11.2010
Semana negra

Un trotón fuera de control en Manacor

28.11.2010 | 07:30
Buen susto se debieron de llevar los conductores que entraban en Manacor por la carretera de Felanitx el viernes de la semana pasada. Un caballo que estaba siendo entrenado para carreras de trotones en una finca fora vila se escapó con el cabriolé enganchado pero sin conductor. La Policía Local se movilizó tras recibir avisos de que el equino había recorrido varios kilómetros por la carretera, aunque al menos circulaba siempre por la derecha, como un buen conductor. No fue hasta la entrada de Manacor que tomó una rotonda por la izquierda y golpeó contra un coche estacionado. Aunque para lo que podía haber pasado, la cosa acabó bien. Los daños materiales fueron leves y el caballo salió prácticamente ileso

¿Explosiones en Palma? La Policía Nacional de Palma recibe una llamada de una vecina de la calle Arxiduc Lluís Salvador, alarmada porque está oyendo una serie de explosiones y detonaciones en el domicilio contiguo. Los policías se dirigen a la vivienda en cuestión, se entrevistan con los moradores... y descubren que habían celebrado una fiesta y luego se habían dedicado a explotar los globos. Pues anda que no hay diferencia

A muerte por el carga y descarga. Una patrulla de la Policía Nacional tuvo que acudir con urgencia el jueves al mediodía a la calle Gaspar Bennàssar para intervenir en una riña entre dos personas. Una vez separados los contendientes, descubren que todo se debía a que una señora había aparcado en una zona de carga y descarga. En ese momento llegó una furgoneta de reparto y el conductor la increpó, porque necesitaba el sitio para descargar su mercancía. La discusión se salió de madre hasta que se hizo necesaria la intervención de la Policía.

Empeñado en trabajar. El pasado domingo por la mañana un vigilante de seguridad de un hospital de Palma avisa a la Policía. Dice que se ha personado un compañero suyo, pese a que no tenía asignado servicio ese día, y que se niega a abandonar su puesto de trabajo. Los agentes poco podían hacer al tratarse de un problema laboral, así que se avisó a un responsable de la empresa, que solucionó el conflicto.

Un pacto poco claro. Dos jóvenes africanos están a punto de ser juzgados en la Audiencia Provincial de Palma por haber acuchillado e intentado degollar a otro y haber agredido a dos policías. La fiscalía reclama para ellos penas que suman 40 años de cárcel, pero los letrados de la defensa negocian y consiguen una sustancial rebaja. El pacto compromete a los acusados a declararse culpables de un delito de lesiones y a la fiscalía a reclamar solo seis años de prisión para cada uno de ellos, condena que se sustituirá por su expulsión de España. Todo va bien hasta que, a preguntas de la fiscal, uno de los procesados niega la agresión a los agentes. Su abogado se echa las manos a la cabeza porque el acuerdo se acaba de ir al traste y durante un receso le explica a su cliente el grave error que acaba de cometer. ¿Solución? Alegar que todo ha sido un problema de traducción, que no ha entendido bien la pregunta y dar marcha atrás aprovechando su derecho a la última palabra. Finalmente, la fiscalía respeta el acuerdo y el pacto llega a buen puerto.

Bomberos solidarios. Si los bomberos se desnudan es que llega la Navidad. Por sexto año consecutivo, la Associació Cultural i Esportiva dels Bombers de Palma edita un calendario en el que doce de sus miembros aparecen escasos de ropa. La presentación será el próximo viernes en la discoteca Tito´s, en lo que promete ser una noche muy caliente, y los beneficios se destinarán al hijo de Alex Ribas, el compañero fallecido el pasado verano durante la extinción de un incendio, y a la ONG Bomberos Sin Fronteras. Este año, también los Bombers de Mallorca han realizado un calendario en la que varios bomberos han posado con niños que padecen Síndrome de Down para recaudar fondos para la Associació Down i Més.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook