18 de noviembre de 2010
18.11.2010

El Govern reclamará los 99.000 euros que dio a la Federación de Gays por la gestión de la vivienda

18.11.2010 | 02:07
El piso El Hilo de Ariadna, promovido por la Federación Balear de Asociaciones de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) permaneció abierto en la calle Joan Massanet i Moragues de Palma entre agosto de 2009 y julio de 2010. Finalmente fue desalojado porque no pagaban el alquiler. Durante este tiempo la federación recibió dos subvenciones de la Conselleria de Asuntos Sociales del Govern: una por el año 2009 por valor de 66.000 euros, y otra por el primer semestre de 2010, por otros 33.000 euros. Debería haber recibido otros 99.000 euros por la segunda mitad de 2010 y 2011, pero la consellería cortó la financiación tras recibir, el pasado verano, las quejas de las mujeres acogidas. La consellera Fina Santiago anunció ayer que tienen previsto reclamar el dinero que recibieron, ante las deficiencias del servicio.
Fina Santiago explicó ayer que recibió las primeras quejas sobre El Hilo de Ariadna a finales de 2009, por fuentes de los sindicatos, y se informó de ello al Consell de Mallorca, encargado de las inspecciones. Las deficiencias se confirmaron cuando las usuarias del piso se decidieron a denunciar. Fue entonces cuando se cortaron las subvenciones previstas y se recolocó a las mujeres en otros centros.
La creación de El Hilo de Ariadna se gestó en 2009, cuando la Federación de Asociaciones Gays y Lesbianas solicitó dos subvenciones, una para el mantenimiento de federación y otro para poner en marcha un piso de acogida para mujeres maltratadas.
"La primera petición fue denegada, ya que entendíamos que la Conselleria no era la encargada de financiar estas asociaciones", explicó ayer Fina Santiago. "La segunda, en cambio, venía acompañada de un proyecto bien fundamentado que fue bien valorado por los técnicos, por lo que fue aprobado". Sobre la capacidad de la Federación de Lesbianas y Gays para gestionar un piso de víctimas de malos tratos, la consellera comentó que el proyecto incluía la contratación de psicólogos y técnicos que debían dar una atención adecuada a las usuarias.
Tras manifestar su intención de reclamar a la federación el dinero recibido, la consellera de Asuntos Sociales consideró que se trataba de un caso en el que "los mecanismos han funcionado, y una subvención que no se ejecutaba adecuadamente fue inmediatamente retirada".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook