El cura de una parroquia de Vilafamés (Castellón) ha sido detenido hoy después de que la Guardia Civil haya encontrado en su iglesia más de 21.000 archivos digitales de pornografía infantil, ha informado la Fiscalía Provincial.

El detenido, sacerdote de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Vilafamés, ha sido puesto en libertad provisional tras prestar declaración judicial, con la obligación de comparecer ante el juzgado cada quince días.

Según un comunicado remitido por la Fiscalía, los archivos de contenido pedófilo encontrados por la Guardia Civil ocupan un espacio de 600 gigabytes.