La Policía ha detenido en Palma a cuatro hombres que supuestamente propinaron una paliza a otro como represalia por un altercado ocurrido hace cinco años. La víctima recibió recibió patadas, puñetazos y un fue golpeado con una losa en la cabeza, lo que le causó graves lesiones craneales.

Los hechos ocurrieron el pasado 7 de octubre en un bar del polígono de Son Castelló. La víctima, de 30 años, se encontró allí con un joven con el que se había peleado cinco años atrás, al parecer porque se había dirigido a su novia de forma grosera. Los dos implicados se reconocieron y tras un breve intercambio de palabras se separaron.

Cuando la víctima salió del local se topó de nuevo con aquel hombre y tres amigos de este. Según parece, todos ellos comenzaron a propinarle patadas y puñetazos por todo el cuerpo, hasta que lo tiraron al suelo y uno de ellos cogió una losa y se la tiró a la cara.

La Policía acudió aquella noche al lugar e identificó a todos los presentes. La víctima presentaba fracturas en los huesos propios de la nariz y el parietal izquierdo, por lo que fue trasladada a Son Dureta, donde estuvo ingresado varios días. El caso quedó en manos del grupo de Homicidios de la Policía Nacional, que el pasado miércoles arrestó a cuatro hombres de entre 21 y 37 años por su implicación en la agresión. Todos ellos pasaron anteayer a disposición judicial.