Un hombre de 57 años, identificado como A.C.R., fue arrestado en la noche del domingo por la Policía Local de Palma después de que presuntamente atacara con un cuchillo al dueño de un bar de la zona de s´Eixample porque le había echado a la calle.

El incidente comenzó sobre las diez y media de la noche del domingo, en el interior de un bar de la calle Pompeu Fabra. Parece ser que el propietario del establecimiento expulsó a un cliente que se encontraba en estado de ebriedad y había provocado un altercado.

Una media hora después, el hombre ebrio volvió al local y, con la excusa de que quería pedirle perdón, se acercó al propietario. Entonces sacó un cuchillo e intentó clavárselo.

Entre el dueño del bar y otros dos clientes consiguieron reducirlo antes de que hiriera a nadie, y lo mantuvieron retenido hasta que llegó la Policía Local.

El detenido fue conducido el lunes por la tarde a disposición judicial y quedó en libertad tras prestar declaración.