23 de septiembre de 2010
23.09.2010

Un juez de Palma prohíbe a un hombre entrar en un centro comercial por robar varias veces

El acusado fue arrestado el martes tras intentar acceder al establecimiento

23.09.2010 | 08:30
Un juzgado de Palma ha prohibido a un hombre el acceso a unos grandes almacenes de la ciudad en los que cometió varios hurtos. Esta medida fue adoptada por el juez después de que el sospechoso fuera descubierto de forma reiterada cuando intentaba salir del establecimiento sin pagar los productos. Pese a ello, el hombre fue detenido por la Policía el pasado martes tras un altercado con los vigilantes de seguridad que le impidieron el acceso.
El delincuente, un español de 37 años que acumula cuatro antecedentes por delitos menores, fue arrestado el pasado mes de mayo por la Policía tras cometer un hurto en uno de los centros comerciales de El Corte Inglés de Palma.
Parece ser que no era la primera vez que los vigilantes del establecimiento lo sorprendían con productos escondidos que no había pagado y en aquella ocasión decidieron llamar a la Policía.
Un juez de Palma intentó atajar el problema de raíz y emitió una orden que prohíbe al ladrón acceder a estos grandes almacenes para evitar que cometiera nuevos hurtos.
El pasado martes por la tarde, los vigilantes del centro comercial de Jaume III interceptaron de nuevo al delincuente en la puerta. Sabían quién era y que no debían dejarle pasar. Al parecer, el hombre se encaró con ellos y se inició una fuerte discusión, por lo que los vigilantes decidieron alertar a la Policía.
Una patrulla acudió al lugar y comprobó que el hombre tenía prohibido acceder a esos grandes almacenes por orden judicial. Tras calmar los ánimos, los agentes identificaron al sospechoso y descubrieron que, además, un juzgado de instrucción de Palma había ordenado a finales de julio su búsqueda, detención y entrega por su presunta implicación en un delito contra la seguridad del tráfico, por lo que lo arrestaron, explicaron fuentes policiales.
El sospechoso fue detenido y trasladado a la Jefatura para ser puesto después a disposición del juzgado que llevaba dos meses buscándolo.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook