22 de noviembre de 2009
22.11.2009
La madre de la adolescente denunció a la guardia civil que su hija estaba retenida

Localizan en Rumanía a una chica de 16 años de Marratxí que se había marchado con su novio

Las gestiones de la embajada española en Bucarest permitieron que la menor volviera a Mallorca

21.11.2009 | 21:10
Las gestiones de la Guardia Civil, un juzgado de Palma y la embajada española en Bucarest han permitido localizar y traer desde Rumanía a una menor de Marratxí que se había marchado con su novio, un joven rumano que redidía en Palma, y que, según su madre, estaba retenida en ese país. Cuando la Policía rumana la localizó en la ciudad de Bacau, la muchacha negó que estuviera allí a la fuerza. Sin embargo, al tratrarse de una menor de edad y ser requerida por su madre, fue embarcada en un avión y trasladada a Mallorca.
La menor, de 16 años, se marchó a principios de mes a Rumanía acompañando a su novio, un joven rumano de 22 años residente en Mallorca. Inicialmente la joven se fue con el permiso de su madre, pero la progenitora se personó unos días después en las dependencias de la Guardia Civil del Pont d´Inca para denunciar que había hablado con ella por teléfono y le había dicho que su novio la tenía retenida allí y no la dejaba regresar a Mallorca.
La denuncia ante la Guardia Civil pasó a un juzgado de Palma, desde donde se iniciaron trámites para localizar a la menor. El caso llegó a la embajada de España en Bucarest, donde sus agregados de seguridad contactaron con la Policía rumana para que se realizasen las gestiones necesarias para encontrar a la adolescente y determinar si realmente estaba retenida a la fuerza.
A partir de los datos del novio aportados por la madre, la muchacha fue localizada pocos días después en un domicilio de Bakau, una ciudad de 180.000 habitantes situada al este de Rumanía.
Cuando los agentes de la Policía rumana se presentaron en la casa, la menor negó que estuviera retenida, si bien el hecho de que fuera una menor de edad que era requerida por su progenitora fue suficiente para que la hicieran embarcar de inmediato en un avión con destino a Mallorca. La muchacha regresó finalmente a la isla el pasado día 17, tras pasar dos semanas en Rumanía.

Antecedentes por robos

El joven rumano no fue arrestado por la Policía de su país, al no poderse acreditar que hubiera coaccionado a la joven española para que le acompañara en el viaje ni que la mantuviera retenida en su país a la fuerza.
Parece ser que la menor mantiene una relación tormentosa con su novio. De hecho, la madre había denunciado anteriormente que la menor había sufrido malos tratos a manos del joven.
El rumano, por otro lado, es conocido en medios policiales al haber sido detenido en varias ocasiones, siempre por delitos contra la propiedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine