03 de julio de 2008
03.07.2008
Drogas

La operación Kabul se salda con 26 detenidos en Mallorca y la incautación de 600.000 euros

03.07.2008 | 16:54

La operación Kabul, desarrollada ayer en el poblado de Son Banya, a las afueras de Palma de Mallorca, y otras localidades de la isla, se saldó con un total de 26 detenidos, todos ellos del clan de La Paca, incluida la líder del mismo, Francisca Cortés, con la excepción de dos, que fueron puestos en libertad posteriormente por no guardar relación con la venta de drogas.

Esta operación se inició en octubre de 2007 y culminó ayer, tras investigar durante nueve meses la actividad de suministro y difusión de la droga desde Son Banya, sucediéndose varias actuaciones policiales que, supusieron el corte de los accesos al poblado durante varios fines de semana seguidos y la incautación de ocho kilos de cocaína y tres de heroína, de los que ayer se recuperaron sólo dos kilos de cocaína y unos 750 gramos de heroína.

Así lo expuso hoy el delegado del Gobierno en las Illes Balears, Ramón Socias, en un encuentro mantenido con los medios de comunicación en la sede de la delegación, en el que también estuvieron presentes el teniente coronel de la Guardia Civil Jaume Barceló y el comandante Tobar, que estuvo al frente del operativo, en el que se desarticularon cinco puntos de venta en el poblado.

En total, participaron unos 200 agentes, 75 de los cuales --pertenecientes a los Grupos Rural de Seguridad (GRS)-- vinieron desde la península, quienes realizaron un total de 36 registros domiciliarios, de los cuales, ocho tuvieron lugar en las barriadas de La Soledad y Son Gotleu, en Palma, y uno en el municipio de Capdepera; mientras que el resto afectaron a chabolas de Son Banya.

A lo largo del operativo, que comenzó a las 06.00 horas y se prolongó hasta las 13.00 horas, se incautaron unos 600.000 euros en metálico, además de 30 caballos, unos 500 gallos que se preveía usar en peleas --aspecto que está investigando el Seprona--, una importante cantidad de joyas, documentos, y siete coches de gama alta, así como una pistola y dos escopetas --una de ellas recortada--. También se encontraron animales exóticos, como loros y monos, y una plantación de marihuana.

En cuanto a las cantidades de droga decomisadas en los registros de ayer, Socias aclaró que, en todos los puntos donde se intervino "no había bolsas" con cantidades importantes de estupefacientes, sino cientos de papelinas ya preparadas, porque allí se vendían las sustancias 'al detall', de un modo similar a las hamburgueserías con autoservicio para coches.

AUTOSERVICIO DE LA DROGA

Así, una vez que el clan recibía la droga adquirida en la península, la vendía en los cinco puntos citados, ubicados estratégicamente, de forma que los consumidores podían comprar las papelinas desde el exterior de las chabolas, a través de las ventanas de sus vehículos, facilitando que las transacciones se pudieran realizar a cualquier hora del día o de la noche.

Por lo que se refiere a los detenciones, Socias explicó que 21 de ellas se realizaron en los registros que se realizaron en Son Banya, y el resto en las "franquicias" del clan en Palma y Capdepera. Por el momento, todos ellos están prestando declaración, aunque "no son muy colaboradores", dijo Socias, quien estimó que podrían empezar a pasar a disposición judicial a partir de la tarde de mañana viernes.

HORA INTEMPESTIVA

Respecto a los detalles del operativo realizado ayer al alba, Ramón Socias, justificó la hora "intempestiva" a la que se inicio, a fin de garantizarse que "no había gente por las calles que pudiera dar la voz de alarma". Por lo que se realizaron las cinco entradas en los puntos de venta de manera simultánea, con el apoyo de un helicóptero. Incautándose la Guardia Civil de una importante cantidad de papelinas y del dinero de la venta de la noche anterior.

Además, continuaron los registros en los domicilios de los implicados, en los que "procuran no tener droga", pero donde se intervino "la mayor parte del dinero en efectivo, agrupado ya en fajos y empaquetado", además de gran cantidad de joyas y los vehículos, que convierten la operación Kabul en una de las mayores realizadas contra el "corazón histórico" del narcotráfico en Baleares, dijo Socias.

QUE NO HAYA COMPONENDAS

Para el delegado, esta operación pone de manifiesto que "la impunidad se ha acabado en Son Banya" y, a este respecto. agradeció la actuación del juez José Castro --Instrucción 3 de Palma-- y del fiscal Adrián Salazar, presentes desde el principio en los registros, junto a seis secretarios judiciales. Por lo que espera que, en esta ocasión, "se produzcan condenas severas", así como "que no haya componendas", aseveró.

Cabe señalar que, para acceder en uno de los puntos de venta de droga fue necesario que los agentes penetraran a través de la vivienda del patriarca de Son Banya, Gabriel Cortés 'el Pelón'; situación de "confusión" que se solucionó porque colaboró en "mantener la calma" para que no se desatara un conflicto con el resto de habitantes del poblado "que no tienen nada que ver con el tráfico de droga", indicó Socias.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine