El helicóptero desapareció de la pantalla del radar cuando sobrevolaba una agreste zona costera, a unos 120 kilómetros al sudeste de Anchorage, en momentos en que era azotada por fuertes vientos y neviscas.

La nave se dirigía al Centro Médico de Alaska, en Anchorage, y su piloto hizo una llamada a su centro de operaciones en la cual no indicó que tuviese algún problema, dijo un portavoz del Servicio de Guardacostas.

Una embarcación de ese servicio se unió hoy a la búsqueda del helicóptero con la esperanza de detectar al menos señales de su dispositivo de emergencia, añadió.

Sin embargo, las operaciones se han visto obstaculizadas por el mal estado de tiempo, incluyendo mala visibilidad y ráfagas de casi 100 kilómetros por hora.

"El tiempo es muy malo y no podemos acercarnos a la zona", señaló el portavoz.

Además del paciente y el piloto, en el helicóptero, un Eurocopter BK 117, viajaban dos enfermeros, señalaron las autoridades del Centro Médico.