La Audiencia Provincial de Palma condenó ayer a seis meses de cárcel a Alcides F.V. de 43 años de edad por un delito de coacciones contra su compañera sentimental. El acusado, que inicialmente se enfrentaba a cuatro años y medio de prisión por golpear, amenazar y retener a su pareja, confesó los hechos y se conformó con la condena. Además, deberá cumplir 160 días de trabajos en beneficio de la comunidad por amenazas y violencia doméstica.

El procesado se hallaba en prisión provisional desde principios de año por esta causa judicial. El tribunal de la sección segunda acordó ayer durante la vista oral que quedara en libertad.

Los hechos se remontan al pasado día 10 de enero de 2007. Sobre las once de la mañana, el imputado mantuvo una discusión con su compañera sentimental en el domicilio conyugal en el transcurso de la cual la amedrentó con quitarle la vida, según la tesis de la acusación.

Acto seguido, le arrebató el teléfono móvil, desconectó el teléfono fijo y la dejó encerrada en casa tras quitarle también las llaves, con el propósito de dejarla incomunicada, según el escrito de la fiscalía. Esta situación se prolongó durante al menos cuatro horas hasta que una familiar de la víctima se personó en la vivienda. La pareja inició de nuevo una discusión y la perjudicada sufrió lesiones en la zona cervical debido a un golpe.