Al menos nueve personas murieron y miles resultaron afectadas en Haití por las lluvias y vientos provocados por la proximidad del huracán Wilma. Portavoces de Protección Civil haitiana confirmaron la muerte de tres adultos en la localidad de Tiburón y dos niños en la de Aquin, ambas en el sur del país.

Los niños fueron arrollados, cuando se dirigían a la escuela, por las riadas causadas por las torrenciales lluvias que cayeron ayer en gran parte del país.

En Tiburón, unas 300 familias han sido evacuadas de sus hogares, según Protección Civil, que ha advertido que las lluvias y vientos pueden intensificarse en las próximas horas.