La India envió ayer su primera ayuda humanitaria a Pakistán para las víctimas del seísmo en Cachemira, un territorio disputado durante décadas por esos dos viejos enemigos unidos ahora en el luto.

Un avión con 25 toneladas de comida, medicamentos y tiendas de campaña, entre otro material de primera necesidad, partirá esta tarde desde Nueva Delhi hacia Islamabad, después de que el Gobierno paquistaní transmitiera una lista de sus necesidades a la India.

El primer ministro paquistaní, Shakat Aziz, aceptó el pasado lunes la propuesta del país rival para enviar asistencia. "La oferta de la India ha llegado y no hay ningún veto para aceptarla, por lo que la agradecemos", indicó Aziz.

Sin embargo, Islamabad rechazó la oferta de Nueva Delhi para enviar, desde el lado indio de Cachemira, a personal médico y equipos de rescate a la zona afectada al otro lado de la frontera, donde no se ha podido acceder todavía.

Tasnim Aslam, portavoz del Ministerio paquistaní de Exteriores, dijo ayer que "no hay ninguna posibilidad de una operación de rescate conjunta en ambos lados porque no hay población en la Línea de Control". La portavoz paquistaní señaló además que se esperaba que el avión indio llegase a Pakistán a última hora de ayer.

La tragedia ocasionada por el terremoto del sábado, la más grave de la historia de Pakistán, exigirá que se rompan barreras políticas para cooperar en el socorro de las víctimas, según varios analistas.

El primer ministro indio, Manmohan Singh, se trasladó ayer a la región afectada para evaluar los daños y anunció una asistencia adicional de cien millones de dólares por parte de su Gobierno.

Según dijo el general V.R. Raghavan, veterano analista de defensa indio, "las divisiones y conflictos son creados por seres humanos y los gobiernos, pero la naturaleza no reconoce esas barreras y esta tragedia es un ejemplo. La tragedia humana para el pueblo cachemir es lo más importante de esa catástrofe y seguramente pensarán que la asistencia hubiera sido mucho mejor si no existieran esas divisiones políticas", agregó el mando militar.