Andrés C.H., el joven que el pasado mes de agosto se atrincheró en su domicilio de la barriada de Son Roca, en Palma, armado con una escopeta, fue condenado ayer a tres años de prisión. El acusado fue detenido por la Policía Local de Palma el pasado día 5 de agosto en el domicilio de sus padres. El joven mantuvo una pelea con su padre. La discusión motivó la intervención de la Policía Local de Palma. Cuando una patrulla llegó al lugar de los hechos el acusado les recibió armado con una escopeta. Se atrincheró en el domicilio y se negó a salir de esta casa. Tuvo que intervenir otro policía local, que logró que el acusado depusiera su actitud y soltara el arma. Se trataba de una escopeta de caza. También se encontró en el domicilio un sable, que asimismo fue intervenido.

El acusado fue presentado ayer ante el juez del juzgado de lo penal número 3 de Palma acusado de un delito de atentado contra los agentes de la autoridad. El joven se declaró culpable ante el juez y aceptó cumplir la condena que solicitaba el fiscal, que era de tres años de reclusión con la posibilidad de recibir un tratamiento contra la adicción a la cocaína. Tras el juicio el joven fue conducido a prisión.