Una niña, de unos tres años de edad, sufrió el lunes heridas de gravedad al precipitarse de un segundo piso en Sant Josep, Eivissa. La pequeña fue trasladada a la clínica Nuestra Señora del Rosario con un traumatismo craneoencefálico grave.

Los hechos ocurrieron sobre las nueve de la mañana cuando la menor cayó desde un segundo piso en los apartamentos Playa Bella, en el término municipal de Sant Josep, en Eivissa. Por el momento se desconocen las causas por las que la pequeña, de nacionalidad británica, se precipitó al vacío.

Al parecer, en el momento de la caída, no había ningún adulto en el balcón junto a la menor.

Los servicios sanitarios asistieron a la pequeña en el lugar de los hechos pero debido a la gravedad de las heridas fue trasladada a la a la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Nuestra Señora del Rosario.

Al lugar, también se desplazaron agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil, que se encargaron de realizar el atestado y abrieron una investigación para determinar las causas del accidente.

Las primeras apreciaciones apuntan a que los padres de la pequeña perdieron por un momento de vista a la menor, que se precipitó al vacío.

La niña, de unos tres años de edad, ingresó con un traumatismo craneoencefálico grave y con una fractura del hueso craneal.

En un primer momento, los facultativos le detectaron una hemorragia en la cabeza pero, finalmente, debido a una buena evolución de la pequeña, decidieron que no era necesario intervenir quirúrgicamente.

Tras permanecer unas 24 horas en la UCI, la niña fue bajada a planta, según confirmaron ayer fuentes sanitarias.