Cuatro jóvenes, tres chicos de 18 años y uno de 19, murieron en la madrugada de ayer a menos de un kilómetro de la localidad cacereña de Belvís de Monroy al salirse de la carretera y chocar contra un muro el coche en el que viajaban. Uno de los cuatro fallecidos es hijo del alcalde de la población, Salustiano Martín.

En Platja d'Aro (Girona) murieron ayer por la mañana otros tres jóvenes, de entre 20 y 22 años, en un accidente de coche en el que se han visto implicados un turismo y un camión. El suceso ocurrió a las siete de la mañana, cuando el Seat Ibiza en el que viajaban los jóvenes se estrelló contra con un camión Renault con semi-remolque iba en sentido contrario.