Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ESTAFAS

El nuevo timo por SMS se cuela en el listado de los enviados por el banco a los clientes

Los mensajes informan de falsos problemas con cuentas o tarjetas y facilitan accesos a webs que solicitan datos confidenciales | Policía y bancos aconsejan no entrar en esas páginas

El nuevo timo por SMS se cuela en el listado de los enviados por el banco a los clientes. SHUTTERSTOCK

Los delincuentes telemáticos dan un nuevo salto en su búsqueda de lograr la confusión de sus potenciales víctimas, ya que han conseguido camuflar los SMS que envían con enlaces a falsas webs de entidades bancarias, de forma que aparecen en el mismo listado que los remitidos realmente por las mismas en los teléfonos configurados de ese modo. Los mensajes maliciosos, que numerosos coruñeses han recibido en los últimos días, alertan de supuestos bloqueos de las cuentas o las tarjetas o de que han sido realizados pagos para los que se solicita confirmación. En todos los casos, para resolver el problema ficticio se propone acceder a una web en la que figura el nombre de una entidad financiera.

En algunos casos, el receptor del SMS es cliente de ese banco, lo que puede generarle confusión al aparecer en el listado de los que le ha enviado realmente la entidad, aunque en otros casos quien lo recibe no mantiene ninguna relación con ella, lo que le lleva a desconfiar de inmediato y a descartar el acceso a la web propuesta.

Esta modalidad de estafa que emplea mensajes de texto es denominada por los expertos como smishing, una variante del phishing, la técnica delictiva que intenta conseguir información confidencial o la instalación de programas informáticos perniciosos. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía confirman la presentación de denuncias por los perjuicios sufridos por el envío de estos mensajes a clientes de diferentes bancos, así como alertas de personas que los reciben.

También explican que el hecho de que lleguen a personas que carecen de relación con esas entidades se explica por la apuesta de los delincuentes telemáticos de efectuar envíos masivos tras haber seleccionado los bancos con un mayor número de clientes en cada zona. La web a la que da acceso el enlace remitido solicita al destinatario el número de la tarjeta bancaria y las claves necesarias para hacer compras u operar en la banca electrónica.

La policía aconseja cuando se recibe un mensaje de este tipo que se reflexione y se solicite información al banco mediante una llamada telefónica. Recuerda además que en caso de que se haya efectuado un cargo no solicitado, es el propio banco el que lo bloquea, sin necesidad de realizar ningún trámite, por lo que deben evitarse actuaciones motivadas por el pánico.

“Le informamos que su cuenta ha sido bloqueada por actividades sospechosas, complete el formulario para activarla”. Así reza el SMS que simula proceder de Abanca y que numerosas personas, tanto clientes de la entidad como no, han recibido con el objetivo de que accedan a un enlace en el que deberían solucionar ese falso problema.

Abanca explicó a este periódico que remite continuamente información por todos los canales posibles para alertar a sus clientes y que la aparición de esos SMS en el mismo listado de los que realmente envían los bancos es un avance más conseguido por los delincuentes.

La entidad aclara que un banco nunca manda a sus clientes enlaces a páginas web, no solicita que efectúe ninguna operación de forma urgente ni reclama datos confidenciales a través de estos mensajes. También niega que se bloqueen cuentas y tarjetas de este modo y se advierte de que los delincuentes intentan confundir a sus víctimas mediante la urgencia, por lo que es prioritario evitar proporcionar claves y contraseñas, a las que se compara por su valor con las llaves de los domicilios o de los vehículos.

Clientes del BBVA han recibido por su parte en los últimos días un mensaje SMS, también falso, que les informa del bloqueo de su tarjeta y les invita a entrar en la web que supuestamente se lo solucionará. La entidad indica que alerta a sus clientes de estos riesgos y destaca que nunca les solicita que le faciliten sus claves, por lo que recomienda precaución y que, ante cualquier duda sobre estas cuestiones, se pongan en contacto con su oficina.

“Me sorprendió ver ese mensaje entre los que me manda el banco”

Uno de los coruñeses que ha recibido estos SMS en los últimos días relata que, aunque le habían llegado otros similares anteriormente, nunca entraban en el hijo de mensajes enviados por el banco. “Me sorprendió verlo entre los que me mandaba mi banco. Por precaución, entré en la aplicación para comprobar si de verdad me habían suspendido la tarjeta, y no aparecía nada”, cuenta. Dos días después, un mensaje similar atribuido a otra entidad siguió el mismo proceso. “Ahí ya no comprobé nada y lo borré”.

Compartir el artículo

stats