Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio ambiente

Bruselas llama a buscar “dietas alternativas” para que la cría de pulpo sea más sostenible

Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria cree que de lo contrario existe el “riesgo de ejercer una presión adicional sobre las poblaciones de peces salvajes”

El pulpo es una de las especies de referencia en la gastronomía gallega. Pixabay

La cría de pulpos es uno de los objetivos que muchas de las pesqueras llevan años intentando lograr, para lo que se ha invertido mucho tiempo y dinero en investigación. Y Nueva Pescanova parece haber dado con la tecla, por lo que ya ha proyectado la construcción de la primera granja en un espacio de 52.000 metros en Canarias. Desde su anuncio, la inversión, que asciende a 65 millones de euros, no ha estado exenta de polémicas, en especial provenientes de las organizaciones ecologistas, que censuran que se realice acuicultura con este tipo de animales. Tanto es así que el debate ha llegado a Bruselas en más de una ocasión. En la última, la encargada de pronunciarse fue la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides. En el marco de una pregunta parlamentaria, la chipriota llamó a buscar “dietas alternativas” para que la cría de pulpo sea más sostenible y no ejerza presión sobre otras especies, ya que con su cría existe el “riesgo de ejercer una presión adicional sobre las poblaciones de peces salvajes”.

En noviembre de 2018 un equipo de investigadores del Instituto Oceanográfico de Vigo (IEO), con sus homólogos de Tenerife, anunció que habían logrado reproducir pulpo en cautividad, algo que científicos de todo el mundo llevaban más de veinte años intentándolo sin éxito. La patente del descubrimiento fue adquirida por el Grupo Pescanova a mediados de 2019, lo que ha desembocado en el proyecto de Las Palmas de Gran Canaria.

La pregunta parlamentaria, formulada desde el Grupo de Los Verdes/Alianza Libre Europea, señala directamente a la instalación y cuestiona a la Comisión Europea sobre las medidas que tiene previsto adoptar en el marco de la revisión de la seguridad alimentaria sostenible y el bienestar animal, así como si prohibirá la fábrica o si impedirá que el Gobierno español destine fondos de la UE.

En su respuesta, Kyriakides fue clara. Por un lado, apunta que “la Comisión no prohíbe la financiación de la UE para la cría de pulpos”, una actividad que, además, no figura en la Evaluación de Impacto Inicial de la revisión sobre la legislación del bienestar animal, que “no incluía la prohibición del cultivo de cefalópodos como una opción prevista”.

Por otro lado, también hace alusión a que la acuicultura con pulpos “puede correr el riesgo de ejercer una presión adicional sobre las poblaciones de peces salvajes”. “Por lo tanto, sería deseable que la alimentación de peces para pulpos pudiera rastrearse hasta poblaciones explotadas de forma sostenible o que se realizara una investigación adecuada sobre dietas alternativas adecuadas”, señaló la comisaria.

Además de Nueva Pescanova hay otras pesqueras de Vigo y su área interesadas en la cría de pulpo. Armadora Pereira apostó por ello, en su caso de la mano de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Sin embargo, el proyecto se paró definitivamente y Profand decidió recoger el testigo, como publicó FARO durante la celebración de la pasada edición de Conxemar.

Compartir el artículo

stats