Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad

Niños con parálisis cerebral recuperan la movilidad gracias a una terapia con electrodos

Un estudio experimental logra que 16 niños con diferentes grados de parálisis recuperen parte del movimiento tras cuatro y ocho semanas de terapia

Niños con parálisis cerebral recuperan la movilidad gracias a una terapia con electrodos.

Una terapia experimental ha logrado algo que, hasta ahora, rozaba lo imposible. 16 niños con parálisis cerebral han recuperado parte de su movilidad gracias a un conjunto de implantes eléctricos en la médula. Según recoge un estudio publicado este miércoles en la revista científica 'Nature Communications', esta nueva herramienta ha logrado "mejorar la función sensorial y motora" de infantes de entre dos y 16 años con diferentes grados de parálisis. El equipo científico detrás de este proyecto argumenta que es la primera vez que se consigue algo así en niños

El logro, liderado por la empresa biomédica 'SpineX', se enmarca dentro del primer estudio piloto con este tipo de tecnología en niños. Se trata del mismo tipo de herramienta que, tal y como se anunció a principios de año, logró que tres adultos que habían quedado totalmente parapléjicos tras un accidente lograran volver a caminar, correr, montar a caballo o remar gracias al uso de implantes electrónicos. Pero en el caso presentado este miércoles, a diferencia de los ensayos anteriores, los investigadores han logrado estimular el movimiento en niños que jamás habían tenido capacidad de moverse.

La terapia se basa en una serie de implantes situados en la médula espinal y un aparato que permite modular una señal eléctrica. Según explica el equipo científico a cargo de este trabajo, todos los niños tratados con esta tecnología han mostrado mejoras entre cuatro y ocho semanas después del inicio de la terapia. "Mi hijo ahora es capaz de sentarse y mantenerse erguido de manera más estable que antes, tiene más control de su cabeza y hasta ha mejorado su capacidad de observar qué ocurre a su alrededor", explica la madre de uno de los niños tratados en este estudio piloto de SpineX. 

"Mi hijo ahora es capaz de sentarse y mantenerse erguido de manera más estable que antes"

decoration

Cómo funciona el tratamiento

El éxito de esta terapia, desarrollada por la doctora Susan Hastings y el doctor Reggie Edgerton, ha sido descrito como un logro científico pionero. "Se trata de algo notablemente novedoso. Sobre todo porque es la primera vez que vemos la aplicación de este tipo de tecnología para tratar lesiones que afectan el desarrollo de la persona desde su nacimiento", afirma el doctor Josep M. Tormos, director de investigación del Instituto Guttmann de neurorrehabilitación, interpelado por este diario como experto independiente al estudio de SpineX. 

"Se trata de algo notablemente novedoso"

decoration

Para entender exactamente cómo funciona esta herramienta, y su potencial para el tratamiento de enfermedades, el doctor Tormos explica lo siguiente. En condiciones normales, el sistema nervioso controla una serie de reflejos que permiten el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. En el caso del movimiento, el cerebro no solo ordena cuándo y cómo movemos una pierna sino que, además, también da órdenes para inhibir movimientos. En el momento en que se produce una lesión, esta dinámica se ve alterada. Por eso mismo, los pacientes que han sufrido lesiones medulares pierden el control de su cuerpo y, por un lado, pueden perder parte de su movilidad y, por el otro, pueden desarrollar movimientos involuntarios.

Según argumenta el doctor Tormos en una entrevista con El Periódico, del grupo Prensa Ibérica, las técnicas de estimulación con electrodos intervienen en estas dinámicas dañadas para intentar "reconfigurar las reglas del juego". En el caso de los adultos que han sufrido una lesión, los implantes buscan restablecer las conexiones neuronales que se habían perdido. En los niños con parálisis cerebral, el reto es crear señales que hasta el momento no habían existido. "El estudio presentado este miércoles marca un hito más en el desarrollo de este tipo de tecnologías", explica el especialista. 

Investigación en marcha

Esta nueva terapia con electrodos para niños con parálisis cerebral, por el momento, todavía se encuentra en fase de estudio y desarrollo. Las autoridades sanitarias de Estados Unidos (FDA) han incluido el aparato de SpineX en su programa de innovación tecnológica para impulsar la investigación de este producto y agilizar los trámites para su futura aprobación.

Los impulsores de esta herramienta, por su parte, afirma que pondrá en marcha un ensayo clínico con este aparato en 2023 y, si los resultados lo avalan, pedirá oficialmente la autorización de esta herramienta para tratar la parálisis cerebral en niños. El proceso podría demorar años pero, según explican científicos y familiares de los primeros infantes tratados, abre una brecha de esperanza para los niños afectados por esta enfermedad.

Compartir el artículo

stats