La Oktoberfest arranca en Mallorca el próximo sábado 30 de septiembre en House of Son Amar. Se espera que cientos de mallorquines disfruten de la mejor cerveza y la gastronomía alemanas todos los fines de semanas hasta el 16 de octubre.

La conocida como fiesta de la cerveza, con sus más de dos siglos de historia, se ha convertido en uno de los eventos más populares en todo el mundo. Tanto es así que ha traspasado fronteras y ya se celebra en países como Colombia, México o España, entre otros.

Sin embargo, y a pesar de su gran popularidad, hay algunas curiosidades de esta fiesta que muchos no conocen. Ahora desvelaremos seis de ellas.

Una boda, el origen de todo

La boda de Luis I de Baviera y Teresa de Sajonia-Hildburghausen, el 12 de octubre de 1810, se convirtió en el evento del año en Baviera. Los festejos del enlace se prolongaron durante cinco días. Una carrera de caballos, celebrada en el Theresienwiese, puso el broche final a la boda y tuvo tanto éxito que las autoridades de la ciudad decidieron celebrarlo al año siguiente.

En 1811, la fiesta se repitió con éxito por lo que decidieron convertirlo en un evento anual.

No vale cualquier cerveza

En el Oktoberfest no se puede beber cualquier cerveza. Los asistentes solo pueden degustar aquellas que cumplan con el ‘Reinheistsgebot’ o ley de pureza cervercera. Se trata de un edicto real dictado el 23 de abril de 1516 por Guillermo IV de Baviera y que restringía el número de ingredientes con los que se podía elaborar la cerveza: agua, lúpulo y malta, (posteriormente se incorporó la levadura).

La tradición manda y las cervezas que se consumen en el Oktoberfest son las producidas por Augustiner-Bräun, Hacker-Pschorr-Bräu, Löwenbräu, Paulaner-Bräu, Spatenbräu, Staaliches Hofbräu-München, fábricas todas ellas de Münich con siglos de tradición y que cumplen a rajatabla el edicto real.

No hay fiesta sin martillo

La gran fiesta de la cerveza no puede comenzar hasta que el alcalde de Münich golpea con un gran martillo el primer barril de cerveza. Tras el martillazo, la Oktoberfest queda inaugurada oficialmente. El primer edil de la capital bávara, Dieter Reiter, ha sido el encargado de golpear el barril este año, después de que la pandemia impidiera la celebración de las dos ediciones anteriores (2020 y 2021)

Einstein Archivo

Todo un ‘Nobel’ trabajando en la Oktoberfest

El dato más extraño es quizás la participación Albert Einstein. en el Oktoberfest. Si bien no existe biografía que hable de sus noches de alcohol , lo que sí es cierto es que el padre de la Física Moderna puso el hombro para que este evento tuviera electricidad. En 1896, él y su hermano trabajaron como unos de los primeros electricistas del festival.  Años más tarde (1905), este genio presentó la teoría general de la relatividad, uno de los logros más imponentes de la física del siglo veinte. 

Atentado en Theresienwiese

El 26 de septiembre de 1980 murieron 13 personas y otras 200 resultaron heridas al estallar una bomba en la entrada del Theresienwiese. El artefacto explosivo fue colocado por Gundolf Köhler, un joven de 21 años, miembro de bandas neonazis, que también falleció en el atentado. Al parecer, Köler no consiguió alejarse del lugar antes de que explosionara la bomba.

Cancelaciones

La Oktoberfest, a lo largo de sus dos siglos de historia, ha tenido que suspenderse en 24 ocasiones más debido a causas diversas: la invasión napoleónica, las dos guerras mundiales, epidemias, crisis económicas y otras emergencias… La pandemia de la covid-19 fue la responsable de que se cancelara el evento los años 2020 y 2021.

Una fiesta a la que no renuncia ni el cometa Halley

Misteriosamente, algunos de los aniversarios más importantes del festival han coincidido con los años en los que el cometa Halley pasa junto a la Tierra. Las ediciones en las que se dio esta coincidencia fueron la 25ª, celebrada en 1835; la 100ª, en 1910; y la 175ª, en 1985.