¿Cuál es el pueblo más bonito de Mallorca? Esta es una de las preguntas más difíciles de responder para los mallorquines. Fornalutx es uno de los más conocidos por haber recibido durante varios años el galardón de "el pueblo más bonito de España' por la calidad de su conservación. Sin embargo, la lista es mucho más larga.

 La geografía mallorquina esconde auténticos tesoros de lo más recomendables para disfrutar de paisajes y lugares únicos.

Pollença

Municipio de la zona norte caracterizado por sus estrechas calles que rodean la plaza principal. Hay diversos puntos de interés, como el Pont Romà, que sigue siendo utilizado o el Puig de Pollença - una pequeña montaña en la que se encuentra el monasterio. Los visitantes que se acercan al pueblo constatan su tradición artística y sus edificios emblemáticos dando un paseo por el centro. Los interesados en la artesanía y el arte sienten que están es un pequeño paraíso

18

Alcúdia, entre los pueblos más bonitos de España según 'The Times' Ingimage

Además, en 2021 Pollença se convirtió oficialmente en uno de los pueblos más bonitos de España.

Alcúdia

 Alcúdia ha sido elegido este verano 'segundo pueblo más bonito de España' por el diario inglés The Times, un listado que encabeza Agulo, en la isla de La Gomera, en Canarias.

Ubicado en la parte septentrional de Mallorca, su posición geográfica entre las bahías de Alcúdia y Pollença es uno de sus encantos. Sus playas son para todos los gustos: de arena fina, de cantos rodados, extensas, pequeñas... Cada año es visitada por miles de turistas, ya que permite hacer deportes de tierra (senderismo, nordic walking), acuáticos (windsurf, submarinismo) y aéreos (parapente y ala delta). En la parte cultural, Alcúdia nos deja su casco antiguo y Pollentia. En lo que se refiere a excursiones de lugares bonitos, el trayecto a la ermita de La Victoria desde Es Mal Pas es indispensable.

Capdepera

Capdepera es un pueblo de montaña lleno de tradición. Situado en la zona oriental de la isla, se trata de uno de los lugares amurallados con más historia de Mallorca a pesar de que es una zona inexplorada por la mayoría de turistas de Mallorca. El castillo es el principal atractivo del pueblo y, a pesar del complicado camino con pendiente necesario para llegar hasta él, las vistas hacen que el esfuerzo merezca la pena. Su zona rural ofrece agroturismo y deslumbrantes paisajes para senderistas y ciclistas.

Valldemossa

A apenas 17 kilómetros de Palma, encontramos el pueblo más visitado de la Sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: Valldemosa. Sus calles empedradas y su rico patrimonio cultural hacen de esta localidad medieval un destino que no podemos perdernos si visitamos la isla de Mallorca. Una vez visto este enclave será imposible olvidar las imágenes de los monumentos y jardines del Rey Juan Carlos que forman la Real Cartuja.

Rodeado de montañas, Valldemossa es una de las localidades más populares de Mallorca gracias a sus calles empedradas peatonales y a su rico patrimonio cultural. Se trata de la localidad más visitada de la isla debido a, entre otras cosas, la repercusión que obtuvo gracias al compositor polaco Frédéric Chopin. Valldemossa es un auténtico paraíso para los excursionistas con puntos de referencia como el Puig des Teix, con un trayecto de 4 horas. Algunos de los lugares más aconsejados para visitar son la Real Cartuja, el palacio del Rey Sancho y el museo de Chopin.

Deià

Con diferencia, uno de los municipios más bonitos y populares de Mallorca. Su territorio es Patrimonio de la Humanidad protegido por UNESCO, por lo que su naturaleza, cultura y tradiciones están presentes a diario. Su situación a los pies de la montaña ha atraído a lo largo de los años a artistas de renombre, con el escritor Robert Graves como máximo exponente. La mejor manera de disfrutar Deià es caminar. Sus ricos paisajes hacen que sea un lugar ideal para ir de excursión, con senderos muy fáciles y otros más complejos. Las rutas de senderismo están muy bien señalizadas.

Sóller

Enclavado en un valle al norte de la isla, el pueblo de Sóller ha sabido conservar durante siglos su carácter rústico pero al mismo tiempo ha sido pionero en arquitectura por el desarrollo y riqueza obtenido con la venta de naranjas y limones a Francia. Algunos de los lugares más bonitos del municipio son la iglesia modernista Sant Bartomeu, la estación del tren, el carrer de sa Lluna, las casas modernistas de la avenida América o cualquiera de sus calles empedradas.

Artà

Situado en el nordeste de Mallorca, Artà puede presumir de ser un pueblo tradicional que se ha dejado influir poco por el turismo. Se encuentra en medio de un gran valle a los pies de una pequeña montaña. una de las principales atracciones de Artá tiene relación con su patrimonio cultural. Entre sus puntos más atractivos figuran el santuario de Sant Salvador y las almenas fortificadas que lo rodean, la ciudad talayótica de Ses Paisses y Sa Canova.