Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El funeral que nunca tuvieron

Homenaje a dos represaliados, tras 86 años de memoria viva

Las familias de Froilán Vecino Vasco, de Fuentes, y Esteban Zamora Martín, de Castrogonzalo realizan un simbólico funeral

A la izquierda Lola Eiffel, biznieta de Froilán Vecino, y a la derecha Pilar Zamora, hija de Esteban Zamora, en Benavente. E. P.

Los vecinos de Fuentes de Ropel, Froilán Vecino Vasco, y de Castrogonzalo, Esteban Zamora Martín , 86 años después de su fusilamiento podrán tener el funeral que nunca tuvieron. Han sido muchos años de incertidumbre y año y medio de intensa investigación que al final tiene su recompensa. Las familias de estos dos represaliados de la Guerra Civil se muestran emocionadas por lo conseguido, a pesar de todo el tiempo que ha tenido que pasar para ello.

Froilán Vecino Vasco, represealiado de Fuentes de Ropel. EVA PONTE

Y es que este jueves en el cementerio de Castrogonzalo se rendirá homenaje a estos dos hombres que fueron fusilados el 18 de agosto de 1936 por defender sus ideales, según recoge la placa conmemorativa colocada ya en el cementerio de este pueblo de Los Valles.

Esteban Zamora Martín, represaliado de Castrogonzalo. EVA PONTE

Pilar Zamora, a sus 89 años no puede por menos que sonreír al pensar en este homenaje y de emocionarse al recordar lo vivido por él, Esteban Zamora Martín. “Para mí supone mucha emoción y mucha alegría por poder hacer este homenaje después de 86 años. Después de lo que pasó y lo que pasamos. Tengo mucha ilusión, mucha”, asegura.

Por aquel entonces ella tenía tres años y recuerda que vivía en Valdescorriel con sus otros seis hermanos, además de sus padres. Esteban era caminero y aunque nunca supieron cuáles eran sus ideales políticos porque, explica Belén, nieta de Esteban, “con la postguerra en muchas familias de eso no se hablaba”, sí creen que fue simpatizante y amigo de Froilán. “Uno de los hermanos de mi madre nos decía cosas como que era una persona que no se arrendaba. Como que una vez el señorito le dijo que tu hija ha de casarse con mi hijo y mi abuelo decía, bueno mis hijos se casarán con quien quieran, mi hija no es objeto de ningún capricho”, explica entre otras anécdotas.

Lola Eiffel es la biznieta de Froilán Vecino Vasco. Ella está satisfecha de poder realizar este homenaje para cumplir así con la última voluntad de su abuela. “Para mí es como cerrar un círculo. Desde que soy pequeñita mi abuela quería saber dónde estaba su padre, rendirle homenaje, de hecho fui alguna vez con ella a una excavación que se hizo muy cerquita pensando que podía estar allí. Es algo que lo he mamado desde pequeñita. Mi abuela, las horas que tuvo de lucidez antes de morirse, me dijo: tienes que encontrar al abuelo y darle el funeral que yo no he podido darle. Para mí ahora es como cerrar el círculo y regalarle lo que ella, sus hermanas y mi bisabuela no consiguieron”.

Froilán tenía tierras en Fuentes de Ropel. Asegura Lola que “el otro bando no soportaba que él estuviera en la casa del pueblo, fuera concejal por el Frente Popular, apoyara la República. Era algo que no se entendía, que tuviera sus propiedades. Él daba trabajo a la gente y trabajaba y sacaba a sus hijas adelante. Él estaba muy involucrado tanto en el Ayuntamiento como en la lucha obrera y la defensa de la educación y la cultura”, explica.

Impulso a la investigación

El impulso de la investigación hace año y medio ha sido fruto “del destino o el azar, o porque tenía que ser así”, explica. Y es que conoció a la historiadora e investigadora Chusa Izquierdo en la celebración del II Congreso Internacional de la Memoria Histórica celebrado en Valladolid. Desde aquel evento y tras varias conversaciones comenzó una ardua investigación para encontrar dónde estaba enterrado su bisabuelo.

“Nos reunimos con Fernando Pernía, Víctor Iturbe en Castrogonzalo y Eduardo Martín del Foro de la Memoria en Zamora. Ha sido año y medio de investigación. En el camino muchos lloros y frustración. Me he encontrado con gente que me ha señalado, me ha pedido que no volviera a hablar del tema con ella”, asegura Lola.

También trabas administrativas. El Ayuntamiento de Castrogonzalo estuvo muy abierto a todo en un principio y nos dejaron ver los archivos. Pero desde febrero todo han sido trabas inexplicables de un Partido Socialista con mayoría absoluta. No sabemos las razones, no entramos en más detalles. Pero es una pena que con una Ley de Memoria Histórica aprobada por el Partido Socialista haya ayuntamientos socialistas que pongan trabas a familias de represaliados”.

La investigación llevó a conocer a Esteban. Explican que cuentan con las actas de defunción de los dos y en ellas se refleja su muerte por “causas naturales”. Pero lo cierto, apuntan, “en el archivo pone disparo en la nuca con proyectil pequeño y está tachado por la orden de Martín Villa. Pero se lee perfectamente al trasluz”.

En la investigación recuerda Lola que “conocimos a un señor en Castro que se acordaba de cuando llevaron a Esteban y a Froilán a fusilar. Los llevaban en un carro y reconoció a mi abuelo por las botas, que siempre llevaba las mismas. Sabemos que les llevaron a las seis de la tarde, después de haberles matado y los enterraron juntos. Les llevó alguien de Falange que tenía relación con ellos por el trabajo. Hay gente buena en los dos bandos. Tenemos que agradecerle a este hombre”. Pilar puntualiza que su madre le explicó cómo “tuvieron que ir a escondidas con un carro para enterrarlo pero no sé más. A mí me daba pena preguntarle”, lamenta.

Homenaje

El homenaje de hoy está previsto a las 11:30 horas en el cementerio de Castrogonzalo.

Después se realizará una ofrenda a la viuda de Froilán en el cementerio de Fuentes de Ropel con una escultura del artista Manolo Sierra.

Y por la tarde, también en Fuentes, habrá una charla a las 22 horas, organizada por Iniciativas Ropelanas sobre “La memoria silenciada de Fuentes de Ropel”, a cargo de Chusa Izquierdo.

Compartir el artículo

stats