Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cocina fresca

Paté de sardinas

Paté de sardinas

Hoy venimos con un paté supernutritivo, muy sencillo de preparar y amigable para todos los bolsillos. Y es que pocos alimentos nos aportan tanto como las sardinas costando tan poco.

Si deseamos incluir pescado en nuestra dieta, las sardinas son una opción muy saludable que contribuye a nuestro bienestar gracias a su aporte de ácidos grasos esenciales omega-3, vitamina D y calcio. Conteniendo además un elevado porcentaje de proteínas de alta disponibilidad. Es por eso que este pescado nos ayuda a cuidar la salud de nuestros huesos en especial y de nuestro organismo en general.

Aunque siempre será preferible consumirlas frescas, evidentemente no se puede comparar un producto recién pescado que uno que lleva meses enlatado, podemos aprovechar de vez en cuando la comodidad de la opción envasada.

Es importante que al comerlas no les quitemos las espinas si no queremos disminuir significativamente su aporte de calcio. Además, al estar reblandecidas por el tiempo de enlatado, casi no las notaremos una vez las chafemos y queden integradas con el resto de ingredientes.

Si queremos hacer una versión vegana de esta receta, optaríamos por sustituir las sardinas por tofu desmigado y alga nori en copos para aportar minerales y sabor a mar.

¿Te gustaría recibir semanalmente las recetas que publicamos en tu buzón de correo? Solo tienes que entrar en nuestra página web www.natcooks.com y suscribirte a nuestra Newsletter.

  • 1 lata de sardinas en aceite de oliva
  • 1/2 cebolleta
  • 1 zanahoria pequeña
  • 1/2 limón
  • 1 pizca de pimienta molida
  • 1 pizca de cayena en polvo (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra

Vacía la lata de sardinas en un bol y cháfala con un tenedor. Ralla la zanahoria y pica la cebolleta fina (reserva la parte verde para decorar). Añádelas a las sardinas con el jugo de medio limón, un chorrito de aceite de oliva, una pizca de cayena y pimienta negra al gusto. Mezcla todo hasta formar una pasta. Si puedes, deja reposar en la nevera 1 o 2 horas para que se integren los sabores. Sirve sobre tostaditas o sobre hojas de cogollo, si quieres una versión más fresca, decorando con el tallo verde de la cebolleta picado.

Compartir el artículo

stats