Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sentencia

Multan a tres tuiteros con 720 euros por desear la muerte al niño torero de Valencia

Los tres internautas han sido condenados por un delito contra la integridad moral, además del pago de 3.000 euros al representante legal del menor por los daños morales y perjuicios ocasionados

Adrián Hinojosa, en una foto de archivo.

La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a tres tuiteros que desearon la muerte al niño Adrián Hinojosa a pagar una multa de 120 días a seis euros (720 euros) por delito contra la integridad moral. Junto a la multa, el tribunal impone el pago de 3.000 euros al representante legal del menor por los daños morales y perjuicios ocasionados, así como asumir las costas procesales.

Esta resolución estima el recurso de interpuesto por la Fiscalía y por la Fundación del Toro de Lidia (FTL) en representación del padre del menor contra la sentencia del Juzgado de lo Penal número 2 de Valencia, que absolvió a los internautas.

En la sentencia, la Audiencia recuerda que la protección de las personas a no sufrir sensaciones de dolor o sufrimientos físicos y psíquicos, humillantes o envilecedores, debe llevarse a cabo "con el máximo rigor" cuando la persona afectada era un niño de ocho años, frágil y vulnerable por estar en formación todavía su capacidad emocional.

Esta protección tiene que reforzarse cuando "el niño está afecto de una enfermedad mortal que mina sus escasas defensas psíquicas. Además, el ataque verbal se produce tras la celebración del homenaje y conociendo los acusados la inocente afición del niño, destruyendo de ese modo sus efectos benéficos y el recuerdo de unos momentos breves de felicidad", afirma la sentencia.

Un procedimiento iniciado en 2016

El caso del ‘niño torero’ saltó a la palestra en 2016, año en que se celebró un festival benéfico en la plaza de toros de València para recaudar fondos para la Fundación de Oncohematología Infantil. Semanas atrás, Eduardo Hinojosa, padre del niño, pedió en Levante-EMV la instauración de un festival taurino de manera anual en València para luchar contra el cáncer infantil.

Tras ese festival, que tuvo a Adrián como principal protagonista, se viralizaron varios mensajes en redes sociales que deseaban su muerte por su afición a los toros.

En ese momento, la Fundación del Toro de Lidia inició un procedimiento judicial que dio como resultado la absolución, en el Juzgado de lo Penal, de los tres jóvenes que pusieron los mensajes mencionados.

Tres años después la mencionada resolución y tras los recursos interpuestos por la Fiscalía y por la FTL, la Audiencia Provincial de Valencia ordenó repetir el juicio y finalmente han sido condenados por un delito contra la integridad moral.

Los mensajes de Twitter

Uno de los acusados publicó en redes sociales afirmaciones como 'Qué gasto más innecesario se está haciendo con la recuperación de Adrián, el niño este que tiene cáncer, quiere ser torero y cortar orejas'; 'No lo digo por la vida, que me importa dos cojones, lo digo porque probablemente ese ser esté siendo tratado en la sanidad pública con mi dinero'.

Otra acusada manifestó en redes: '¿Que qué opino? Yo no voy a ser políticamente correcta. Qué va. Que se muera, que se muera ya. Un niño enfermo que quiere curarse para matar a herbívoros inocentes y sanos que también quieren vivir. Adrián, vas a morir'. El último internauta señaló: 'Patético es que defendáis a un niño que prefiere matar a un animal. Ojala Adrián mate a vuestra madre y se muera'.

Los tuiteros realizaron estas afirmaciones a sabiendas de que Adrián era un menor, se encontraba enfermo de cáncer y era un gran aficionado a los toros.

Compartir el artículo

stats