Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cocina fresca

Tartaletas de frutos rojos

Tartaletas de frutos rojos

Estas tartaletas son una merienda, postre, o incluso desayuno, estupendo durante los meses de calor. Además de deliciosas son tan sencillas de hacer que será fácil que nos enamoremos de ellas al instante. Se trata de preparar las bases y tenerlas en el congelador. Luego solo será cuestión de cogerlas cuando nos apetezcan y añadirles al momento el yogur y la fruta. 

Para rellenarlas podemos utilizar un yogur vegetal, como el de coco, almendra o soja, o bien uno de origen animal, como el de vaca u oveja. Lo importante es que sea de textura espesa, estilo griego, para que tengamos una consistencia cremosa sobre la que colocar los frutos rojos, u otras frutas, a nuestro gusto.

Al utilizar dátiles para preparar la base, no necesitaremos añadir más endulzantes, por lo que son un capricho nutritivo y saludable para grandes y pequeños.

¿Te gustaría recibir semanalmente las recetas que publicamos en tu buzón de correo?

Solo tienes que entrar en nuestra página web www.natcooks.com y suscribirte a nuestra Newsletter.

Ingredientes  (para 6 tartaletas):

Para la base:

  • 12 dátiles.
  • 150g de almendras crudas.
  • 3 cucharadas de copos de avena.
  • 3 cucharadas de aceite de coco.
  • 1 pizca de vainilla en polvo (opcional).
  • 1 pizca de sal marina.

Para el relleno:

  • Yogur estilo griego. 
  • Frutos rojos al gusto.

Preparación:

  • En un procesador de alimentos tritura un poco las almendras sin llegar a hacerlas harina, dejando una textura con trocitos. Pásalas a un bol.
  • Deshuesa los dátiles y tritúralos con una cucharada de agua. Añádelos al bol junto con los copos de avena, el aceite de coco, una pizca de sal y vainilla. 
  • Mezcla bien con las manos para que todo se integre.
  • Unta un poco de aceite de coco en los moldes y ves forrándolos con la masa preparada. No te preocupes si la ves un poco blanda, al congelarse quedará sólida.
  • Lleva al congelador unas horas hasta que estén congeladas.
  • Al sacarlas del congelador desmóldalas al momento, rellénalas a tu gusto y ya las tienes listas para degustar.

Compartir el artículo

stats