Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio ambiente

El Gobierno acelera la tubería manchega para recortar al Trasvase 50 hm3 cada año

La conexión para agua potable entre Entrepeñas y Buendía y 15 municipios manchegos que pertenecen al Guadiana aumenta la presión sobre el acueducto

El canal del postrasvase, a su paso por el Campo de Cartagena.

El Ministerio para la Transición Ecológica acaba de impulsar la última fase de construcción de la tubería que conecta los embalses de Entrepeñas y Buendía con la conocida como Llanura Manchega. El plan prevé llevar agua potable desde la cabecera del Tajo a una quincena de municipios de Ciudad Real, Albacete y Cuenca, pero este abastecimiento recortaría hasta 50 hectómetros cúbicos al año al Trasvase Tajo-Segura a partir de marzo de 2023, cuando estén finalizadas las obras.

Los regantes del Levante ya contaban con que esta tubería, que hasta ahora ha transportado agua al parque nacional Tablas de Daimiel por la sequía que sufre, sería uno de los golpes que recibiría el acueducto. La Confederación Hidrográfica del Segura contaba con este factor a la hora de concluir que, junto con los nuevos caudales ecológicos del Tajo y los efectos del cambio climático, el Trasvase perdería 105 hm3 al año. Lo que sorprende, señalan los agricultores, es la rapidez que ha tomado el Ministerio para acabar el proyecto.

El Taibilla incrementa un 75% el uso del agua desalada

El uso de agua desalada para consumo humano ha aumentado un 75% en los últimos ocho meses. La Mancomunidad de Canales del Taibilla utilizó hasta el pasado 20 de junio un total de 14,5 hm3 de agua desalada por los 6,58 hm3 que utilizó en el mismo periodo del año pasado, cuando todavía no se había tocado las transferencia. Mientras, la llegada del Tajo ha caído un 17,55%, con 13 hm3 menos. El consumo de agua, además, ha aumentado un 4% en un año, lo que ofrece dos consecuencias: mejora de la actividad tras la pandemia pero más presión sobre el sistema.


El trasvase a la denominada Llanura Manchega se aprobó en 2002 por el Gobierno de José María Aznar. A partir del año que viene el caudal recorrerá 117 kilómetros para el abastecimiento de 15 municipios manchegos, entre ellos Socuéllamos y Las Pedroñeras, que en realidad pertenecen a nivel administrativo a la cuenca del Guadiana. Este hecho enerva a los regantes de Murcia, que no ven con buenos ojos que el abastecimiento de agua potable llegue desde los embalses de cabecera del Tajo, de donde ‘bebe’ el acueducto.

Los trabajos, que contarán con un presupuesto de dos millones de euros, tendrán que estar finalizados en marzo del próximo año. El Sindicato Central de Regantes considera que esa cuenta de medio centenar de hectómetros cúbicos al año debería ir a cuenta de la reserva estratégica que Castilla-La Mancha dispone en Entrepeñas y Buendía y que nunca ha llegado a utilizar. Madrid también aspira a tener otra reserva estratégica de 500 hm en el Alto Tajo. La ruta del Ministerio para impulsar la desalación en detrimento de los caudales del Tajo sigue en marcha para los regantes.

La Confederación ya había advertido en su plan hidrológico de cuenca hasta 2027 que este recorte al Trasvase compensado con una mayor producción de las plantas desaladoras «tendrá impacto en la calidad del agua a suministrar al regadío y en la tarifa final del agua que ha de abonar el usuario».

El Gobierno central lleva recortando dos meses seguidos los trasvases hasta la cuenca del Segura para el regadío. Pese haber podido aprobar un trasvase de 40 hm en junio y este julio, lo ha dejado en 29 hm, un 28% menos del caudal recomendado por los técnicos. El Ejecutivo alega que es una medida de prudencia la que toma por la situación de sequía que vive España.

La Comunidad califica de "partidista" la merma de agua de este mes

El Gobierno de la Región de Murcia denunció públicamente en la tarde de este miércoles el nuevo recorte "arbitrario y partidista del Gobierno de España al Trasvase Tajo-Segura, al reducir la cantidad enviada al Levante de 20 a 13 hectómetros cúbicos", según informaron fuentes del Ejecutivo autonómico en un comunicado. Así lo explicó el director general del agua de la Comunidad, José Sandoval, quien recordó que "se trata de una decisión reiterada y que atenta contra los derechos de los habitantes de la Región de Murcia, Almería y Alicante, que ven como mes a mes disponen de menos agua que la que les corresponde por Ley por el único criterio que la decisión personal de la ministra Ribera".

"Estos siete hectómetros que van a dejar de llegar se suman a los que nos vienen negando durante los los últimos cuatro años, para lo que van empleando diferentes excusas y motivaciones siempre alejadas de lo que dicta la Ley", recordó Sandoval.

La Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del Tajo, ha agradecido que se haya autorizado solo una derivación de 13 hm³ al Levante para julio, en vez de los 20 hm³ propuestos por la Comisión Central de Explotación del Acueducto. Los ribereños han considerado que estas reducciones en las derivaciones de la cabecera del Tajo siguen siendo insuficientes.

Compartir el artículo

stats