Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

INCENDIOS

Uno de cada tres municipios de la Comunidad Valenciana sigue sin tener su plan de Emergencias

EL 28% de localidades no ha redactado todavía las normas y procedimientos en caso de un desastre.

Dos militares de la UME trabajando ayer en la extinción y limpieza del incendio de Venta del Moro. UME

El incendio forestal originado en Venta del Moro se ha prolongado durante cuatro días. Casi un centenar de horas hasta que los equipos de extinción han podido estabilizar el fuego, que no extinguirlo, en uno de los desastres más virulentos de los últimos años, con 1.300 hectáreas afectadas. Por eso, a fin de evitar o por lo menos controlar mejor este tipo de situaciones, la Generalitat Valenciana quiere que todos los municipios cuenten con un plan de Emergencias que es obligatorio para los más de 500 municipios de la Comunidad Valenciana. La mayoría ha cumplido, pero un 28 % sigue sin tener redactado esta hoja de ruta que estructura y organiza los recursos para hacer frente a cualquier catástrofe.

En concreto, son 154 municipios que carecen de este documento: 39 en la provincia de Castellón, 88 en Valencia y 27 en Alicante. Son localidades de todas las características posibles: en riesgo de despoblación como Millares, o sobrepoblados como l'Eliana o la Pobla de Vallbona. L'Horta es la comarca que menos planes de emergencias tiene con grandes ciudades desprovistas de él como Torrent o Burjassot, pero en total son 23 municipios del área metropolitana. En La Ribera son otros 16 los que aún no han entregado este documento a la Conselleria de Justicia y Gobierno Interior, responsable última de esta iniciativa.

El resto, 387 localidades, sí dispone de esta herramienta con más o menos edad y con más o menos vigencia. Las hay aprobadas en 1996 como Almàssera y otras este mismo año como Rafelbunyol y la Agencia de Seguridad y Emergencias avisa de que todos los planes deberían someterse a una revisión si fueron aprobados antes de 2016.

Para ello, en 2021 se concedieron ayudas a todos los municipios que lo solicitaron para financiar la redacción de este plan y, muchos de los que siguen sin tenerlo, tienen asignada una cuantía que deberán justificar. "Las subvenciones son precisamente para que los redacten, pero falta voluntad por parte del municipalismo para trazar estos planes de emergencia", señala José María Ángel, secretario autonómico de Seguridad y Emergencias. Sin embargo, reconoce que las localidades más pequeñas carecen de personal y medios para poder cumplir con las exigencias de la Administración.

Cabe destacar que la actualización de este listado corresponde a la última Comisión de Protección Civil que se celebró el 12 de abril y la próxima será mañana 8 de julio, por lo que se podrían validar planes presentados en estos tres meses.

Solo el 18 % de los pueblos obligados a tener un Plan Municipal de Incendios Forestales lo ha presentado

Además del Plan Territorial de Emergencias, la Agencia de Seguridad obliga a 119 municipios de toda la Comunitat Valenciana a disponer de un Plan de Actuación Municipal (PAM) contra los Incendios Forestales. Solo lo tienen 22 localidades pese a que la exigencia es en firme y deben cumplirla por la casuística concreta de este tipo de poblaciones. La mayoría tiene varias hectáreas de masa forestal, por lo que urge disponer de este manual para extinguir el fuego. Ahí radica la principal diferencia con el Plan Antiincendios de la Conselleria de Agricultura, que se focaliza, sobre todo, en las actuaciones para la prevención del fuego. El PAM se centra en la extinción del fuego y en cómo los ayuntamientos organizan sus recursos para ese fin, además de las medidas de evacuación en caso de afectar a viviendas.

"En este caso, la exigencia se da en muchas ocasiones a poblaciones rurales que no tienen capacidad ni económica ni jurídico-administrativa para su redacción", reconoce el secretario autonómico. Por ello, insiste: "Para eso están las ayudas, para que todos puedan tener estas herramientas".

Cabe destacar que de los cinco municipios incluidos dentro del Plan de Prevención de Incendios Forestales del Parque Natural de las Hoces del Cabriel, de los cinco municipios implicados, solo cuentan con este PAM tres de ellos: Requena, Camporrobles y Villargordo del Cabriel, no así Cofrentes ni la propia Venta del Moro, donde se originó el incendio.

Por provincias, enCastelló son Alcalà de Xivert y Vilafamés los únicos obligados que han redactado el plan. EnValència son 8 de 49 obligados, entre los que se encuentran Carlet, Paterna y Ontinyent, mientras que en Alicante son un total de 54, pero solo 12 los que han cumplido con su obligación, como Pego o Pedreguer. 


Compartir el artículo

stats