Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mussa'ab Bashir Periodista palestino

Mussa'ab Bashir: "Gaza es la cárcel al aire libre más grande del mundo"

El periodista palestino, Mussa'ab Bashir Alazaiza. tuvo que dejar su país donde incluso llegó a ser prisionero político para que su hijo pudiese crecer en un ambiente pacífico

Mussa'ab Bashir.

El periodista palestino Mussa'ab Bashir Alazaiza tuvo que dejar su país, donde incluso llegó a ser prisionero político, para que su hijo pudiese crecer en un ambiente pacífico. Desde hace años, está afincado junto a su familia en Ejea de los Caballeros (Zaragoza).

El 15 de mayo se conmemora la ‘Nakba’ ¿Qué supone para el pueblo palestino?

La Nakba (catástrofe en árabe) es el comienzo de la limpieza étnica que llevó a cabo el proyecto sionista, que consiste en vaciar la mayoría de la tierra palestina para crear un proyecto colonialista caracterizado por la sustitución y la construcción de asentamientos judíos. Para nosotros eso significa, por un lado, la expulsión forzada a manos de organizaciones militares sionistas y por otro, una usurpación con fines colonialistas.

¿Ve alguna solución viable a corto plazo?

La solución es la descolonización, que tiene solo una vía: el regreso incondicional de todos los refugiados palestinos a su tierra. Y, después, garantizar los derechos del pueblo palestino, no solo históricos sino humanos, lo que conlleva que los judíos que llegaron a Palestina convivan con los refugiados que vuelvan sobre una base de ciudadanía, con los mismos derechos y deberes, en lo que tiene que ser el nuevo Estado de Palestina.

Las demandas de su pueblo, por lo tanto, no suponen en ningún caso la expulsión de la comunidad judía.

Simplemente queremos volver a nuestra tierra, eso es innegociable. No tenemos ningún problema en que la gente judía que vino a Palestina, o que nació ahí, viva en este país. De hecho, como pueblo milenario somos el fruto de la mezcla de muchas civilizaciones y razas. No solo somos un pueblo musulmán, hay cristianos y judíos palestinos. Precisamente, estas religiones nacieron allí. No se trata ni de un conflicto ni de una guerra religiosa. Pese a formar parte del pueblo árabe, somos muy conscientes de esta mezcla, por lo que no nos importa tener una nueva para seguir adelante y crear un gobierno justo que respete a todos.

Como periodista incluso ha sido prisionero político. ¿Cuáles fueron los motivos?

Por militancia política, por formar parte de un pueblo que no quiere ser esclavizado. Del pueblo palestino que se quedó en Palestina, unos seis millones de personas, el 60% de la población masculina y el 20% de la femenina han sido encarcelados por las autoridades israelíes. Hay una alta probabilidad entrar en la cárcel. Entran periodistas, activistas políticos, niños, manifestantes… Hay de todos los perfiles.

¿Todavía tiene familiares viviendo en Palestina?

Mis hermanos, mis hermanas, mis padres y mis sobrinos siguen ahí, tratando de sobrevivir. Los palestinos que quedan están concentrados en tres zonas: Gaza, Cisjordania y la jurisdicción israelí. La franja de Gaza, como han dicho muchos intelectuales palestinos e incluso judíos como Noam Chomsky, es la cárcel al aire libre más grande del mundo. Mi familia vive en ella, y sobreviven día a día con crisis de electricidad, gas o agua contaminada, sumado a la inseguridad, tanto física como alimentaria.

¿Qué opina sobre la invasión rusa en Ucrania?

Como pueblo que sabe bien lo que es una ocupación, nos alineamos incondicionalmente con el pueblo ucraniano, pese que su presidente ha apoyado firmemente a Israel en los bombardeos del año pasado. Pero también quiero denunciar la hipocresía de la comunidad internacional, que considera héroes a los ucranianos, algo que comparto, pero, a su vez, si nosotros nos oponemos a la invasión israelí, se nos considera terroristas.

Compartir el artículo

stats